Ante el crecimiento de la economía digital en México y en el mundo es necesario que las estructuras fiscales del país se alineen a este segmento, el cual representa una participación equivalente a 8% del Producto Interno Bruto (PIB), y el último año tuvo un crecimiento cercano a 20%, de acuerdo con Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

En su intervención en el seminario “Sistema Financiero, Instituciones y Desarrollo Económico”, Yorio González resaltó que ante la nueva realidad que se vive en el mundo, orillada por la emergencia sanitaria del coronavirus es necesario avanzar hacia una recuperación sustentable que también tome en cuenta la digitalización.

“Tenemos que ir trabajando las estructuras fiscales para alinearlas a una nueva economía (digital) que está naciendo de manera acelerada”, destacó Yorio y añadió que, si bien México lleva tiempo con el mismo esquema fiscal, desde hace un año el gobierno tomó acciones para gravar a las empresas de este sector.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, derivados de los cambios fiscales en materia de plataformas digitales, este sector dejó una recaudación en el 2020 de más de 8,600 millones de pesos.

El funcionario publico apuntó que la digitalización es clave para que México, y el mundo, avance hacia una recuperación económica más sustentable, pues con la pandemia quedó demostrado que contribuye a la mitigación de riesgos especialmente en los sectores más desfavorecidos.

“Deberíamos de pensar en un enfoque (para la recuperación) ASG+D, es decir, ambiente, sociedad, gobernanza, pero también digitalización y estos deberían de ser criterios transversales a la hora de hacer políticas públicas”, acotó Yorio.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx