El estancamiento de la actividad económica observado en el 2019, que se confirmará con el dato final del PIB que divulgará Inegi esta mañana (martes), se prolongará hacia este año en un ambiente de riesgos a la baja, advirtió el economista senior en Oxford Economics Joan Domene.

De confirmarse este escenario de estancamiento por segundo año consecutivo, se verá afectado el flujo de inversión no residente hacia México, incluso a pesar de que el mercado seguirá ofreciendo uno de los márgenes más atractivos entre los emergentes, advirtió aparte el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

En análisis separados, advierten que el deterioro de la situación económica está fuertemente vinculado a la caída de la inversión, afectada por la incertidumbre que han generado las políticas públicas desde que inició esta administración.

De acuerdo con el experto de Oxford Economics, al confirmarse la caída de 0.1% en el PIB anual del 2019, también quedará el precedente de un arranque débil para la actividad del 2020.

Este contexto propiciará un crecimiento de apenas 0.5% en el PIB del 2020, que es una clara continuación del estancamiento de la economía, indicó.

La consultoría de negocios Oxford Economics recortó su pronóstico de crecimiento para México en este año de 0.9 a 0.5% al iniciar febrero y desde entonces, anticipó que los contextos interno y externo serán desfavorables y estarán cargando a la baja los riesgos.

Entrevistado por El Economista, agrega al panorama de riesgos externos, los factores de presión doméstica como la inercia de políticas restrictivas en el ámbito fiscal y monetario y la incertidumbre, consecuencia del manejo de políticas públicas adversas a la inversión.

Política restrictiva para contrarrestar

Aparte, desde las oficinas centrales del IIF en Washington, que es la mayor asociación de instituciones financieras globales, argumentaron que la holgura sustancial en la economía mexicana y la amplia liquidez global han propiciado el espacio para que Banco de México reduzca las tasas de interés.

Sin embargo, el equipo de economistas liderado por el director de Investigación para América Latina del IIF, Martín Castellano, aseveró que las preocupaciones sobre la prima de riesgo han impedido una flexibilización más agresiva de la política monetaria, aun con el evidente estancamiento de la economía.

Al interior del análisis del IIF, titulado “El estancamiento de México”, destacaron también que sin un giro en las políticas públicas, “la sostenibilidad de la situación macroeconómica podría verse cuestionada”, lo que sin duda pasará factura sobre la prima de riesgo y la cotización del peso mexicano.

Banxico recortará PIB

El economista de Oxford Economics estima que, bajo este escenario de riesgos externos e internos y la propagación de la emergencia sanitaria por el coronavirus entre países asiáticos y europeos, el Banco de México recortará su pronóstico de crecimiento para este año, que todavía hoy se encuentra entre 0.8 y 1.8% (con un punto medio de 1.3%), para dejarlo con un punto medio 1 por ciento.

Este dato será divulgado el miércoles 26, durante la presentación del informe trimestral del banco central y la Junta de Gobierno del Banco de México anticipó en su primer anuncio monetario que “las condiciones de holgura continuaron ampliándose y que la expansión del 2020 podría ser inferior a la estimada por ellos mismos a final del año pasado”.

No obstante al ajuste en el pronóstico del Banco de México, anticipa que no será origen de nuevos recortes de expectativas en el mercado, pues los agentes económicos se han adelantado.

[email protected]