A pesar de que las negociaciones en torno del rescate de Grecia parecen ir avanzando y podrían incluso concretarse este domingo durante la reunión de ministros de la eurozona, tanto al interior del país como entre los agentes europeos, los temores de contagio a otros países como España no se han aliviado, precisa The Financial Times (FT).

El diario británico explica: Los temores de contagio por las turbulencias políticas y de mercado en Grecia enviaron a los costos de préstamos españoles a máximos de 11 años, a pesar del acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que redujo la posibilidad de un inminente incumplimiento en Atenas .

Los rendimientos de bonos del gobierno español, que se mueven inversamente a los precios, subieron a máximos vistos por última vez en septiembre del 2000, mientras que ayer los rendimientos griegos subieron a nuevos máximos históricos en la era del euro.

Los bonos españoles a 10 años subieron a 5.73% y los rendimientos griegos a dos años se elevaron por encima de 30 por ciento. Además, los inversionistas inmersos en los bonos del gobierno de Estados Unidos y Alemania han visto caer los rendimientos a mínimos de siete meses.

La amenaza de una moratoria griega se ha ido desvaneciendo con las semanas conforme los líderes internacionales van superando el obstáculo para asegurar que Atenas reciba préstamos de rescate para pagar la deuda con vencimiento en julio. El hecho de no pagar esta deuda representaría un gran incumplimiento , destaca el FT.

Sin embargo, los préstamos están condicionados al respaldo del Parlamento griego a nuevas medidas de austeridad. En Atenas, el primer ministro, Giorgos Papandreou, está luchando para convencer a su partido y la oposición de la necesidad de aprobar las medidas.

Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos de la UE, enfatizó la necesidad de que el paquete de austeridad se apruebe a finales de mes. Además dijo que el FMI había acordado otorgar a Grecia el tramo de ayuda de 12,000 millones de euros en julio, aunque los líderes de la eurozona no están de acuerdo con un segundo rescate a Grecia de 120,000 millones de euros.

De esta manera evitaremos el escenario de duda y allanaremos el camino para un acuerdo sobre el rescate , agregó Rehn.­ Ahora, un acuerdo de rescate es esperado en la reunión de ministros de Finanzas el 11 de julio.

De acuerdo con altos funcionarios en Berlín, ni el gobierno alemán ni el FMI estarían dispuestos a conceder más dinero a Grecia a menos de que Atenas se ponga de acuerdo sobre su nuevo programa.