La economía mexicana presentaría en mayo una tasa de crecimiento histórica de 24.8% anual, de acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta manera, la actividad económica hilaría tres meses de crecimiento, luego de que el año pasado la pandemia del Covid-19 impactara negativamente en ella, alcanzando incluso caídas de dos dígitos durante el segundo trimestre del año.

Gabriela Siller, analista de Banco Base, explicó que el crecimiento del quinto mes del año se debe a la base de comparación, así como a mejores condiciones relacionadas con la pandemia ya que se levantaron restricciones en cuanto a la capacidad y los horarios de los negocios, en conjunto con una campaña de vacunación que avanzó a ritmo más acelerado.

“Se espera que la actividad económica siga siendo impulsada principalmente por la reactivación del sector servicios. No obstante, prevalecen algunos riesgos para la economía mexicana para el resto del año, en donde resaltan la incertidumbre ante políticas no ortodoxas, probables controversias en cuanto al T-MEC, y la probabilidad de que se vuelvan a imponer medidas de confinamiento ante un rebrote de coronavirus

Buen trimestre

De esta manera, es probable que se presente un crecimiento en el trimestre de dos dígitos ya que el IOAE estima que, en abril, la economía creció a una tasa de 21.6 por ciento.

Otro de los datos que lanzó el IOAE es una tasa de crecimiento de 36.4% anual en el sector secundario, es decir, el de industrias, mientras que las actividades terciarias —que engloban a los servicios— mostrarían un crecimiento de 21.2 por ciento.

Además de la comparación anual, por primera vez el Inegi lanza el estimado en su comparación mensual. De esta manera se espera que en abril la economía haya crecido 0.4%, mientras que para mayo el crecimiento sería ligeramente mayor, con una tasa de 0.5 por ciento.

ana.martinez@eleconomista.mx