El número de créditos dudosos en los bancos europeos sigue siendo un número demasiado elevado y continúa afectando a su rentabilidad, advirtió Klaus Regling, director del fondo de rescate europeo (Mede).

Representan unos 900,000 millones de euros, aunque ya no están aumentado , dijo durante una conferencia realizada en Londres.

Agregó que la parte positiva es que las provisiones (de los bancos) también son relativamente elevadas , con lo que el índice de capitalización de cobertura es de cerca de 52%, un nivel adecuado .

En septiembre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) se mostró preocupado por estos créditos dudosos (con riesgo de no poder ser devueltos) que en Europa se han multiplicado por dos desde el 2009, hasta cerca de 1 billón de euros, según sus cifras.

El año pasado, Christine Lagarde, directora gerente del FMI, informaba acerca de que el problema dentro de la zona europea era que la política monetaria no se transmitía al crédito para los particulares y las empresas, y la razón era porque en los países periféricos no se había llevado a cabo un saneamiento completo de los balances de sus bancos, que tenían -y tienen hasta la fecha- importantes créditos dudosos .

De igual manera, apostó por limpiar esos activos , como ya se había hecho anteriormente y de manera rápida, tras la crisis en Estados Unidos o en el Reino Unido. Recomendó, a las autoridades, preparar planes de contingencia en el caso de que existieran grandes cantidades de activos dudosos, si las pérdidas que estos ocasionan llevan a una dinámica perjudicial con efectos negativos y significativos en la economía real.

La institución pidió medidas urgentes para que no sigan aumentando.