En el primer mes del año, el gobierno federal destinó 33,502 millones de pesos para pagar los intereses que adquiere por endeudarse, dicho monto significó un incremento anual de 17.6% en términos reales, de acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Si se comparan los 33,502 millones de pesos contra los montos pagados en los inicios de cada año, éste es el más alto desde el 2009 -durante la crisis financiera internacional- cuando el gobierno pagó 41,291 millones de pesos.

De esta manera, de enero del 2013, año en que inició la actual administración, al 2016, el pago de intereses por la deuda creció 86.9 por ciento.

Analistas comentan que dicho incremento se debe principalmente al acelerado endeudamiento del gobierno federal y a la devaluación del peso frente al dólar, ya que del total que se pagó en el primer mes del año, 12,087 millones de pesos corresponden a la deuda interna; mientras que 21,414 millones de pesos son de la deuda externa.

Tan sólo en enero, la deuda pública creció más de 300,000 millones de pesos; además, no podemos dejar de lado que el presupuesto está hecho con un tipo de cambio de 16.40 pesos por dólar; es decir, si el tipo de cambio se mantiene por arriba de esa cotización, al final del día va a ser un elemento que va a presionar la deuda en dólares y las finanzas públicas , dijo José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

Refirió que tomando en cuenta que al cierre del 2015 el gobierno federal pagó por el interés de la deuda 407,893 millones de pesos, que representó 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB), para el cierre de este año y tomando en cuenta el complejo panorama tanto nacional como internacional, se corre el riesgo de que se pague más de lo que originalmente está presupuestado.

En este sentido, Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey, coincidió y agregó que si bien más de 60% de la deuda está contratada en moneda nacional y el resto en moneda extranjera, el incremento de las tasas de interés también será un factor que impacte tanto en la deuda como en el interés que se paga por la misma, generando también una presión a las finanzas públicas del país.

Los intereses tienen 12% de crecimiento real comparando enero del 2016 contra enero del 2015. Si entramos en detalle, efectivamente los intereses pagados por el gobierno federal sí tienen un avance importante de 51.3%, a diferencia del sector paraestatal, que incluso disminuye este concepto de intereses a 9% , detalla.

Gobierno, adicto a endeudarse

Según información del reporte mensual de finanzas públicas y deuda, al cierre de enero del 2016, los requerimientos financieros del sector público nivel más amplio de la deuda fueron de 8 billones 904,700 millones de pesos, lo que significó que el gobierno se endeudó 271,200 millones de pesos más que en el 2015.

Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe, expresó que el gobierno federal se volvió adicto al déficit presupuestario para financiar un gasto corriente imparable.

Aun con el argumento de reducir el déficit, esa adicción ya generó que el pago de interés se pague con nueva deuda .

El problema no es la nueva deuda neta por capital nuevo, sino deuda que se está generando por refinanciamiento de intereses (...) el incremento en tasas de interés en el mercado de bonos es un hecho que va para arriba y además los mismos procesos de vencimiento van a encarecer las tasas .

Añadió que el incremento del pago de interés en enero se debió también a que cada inicio de año hay mucha renovación de documentos que vencen; es decir, hay una reestructura de bonos que ya se vencieron.

En el Plan Anual de Financiamiento 2016, Hacienda expone que la trayectoria de alza gradual en las tasas de interés se prevé tenga un impacto limitado sobre el costo financiero de la deuda, ya que solamente 28% de la deuda total del gobierno federal (interna y externa) tiene una tasa de interés revisable.

Como parte de la política de deuda pública, se le dará un seguimiento puntual a la evolución de los mercados financieros internos y externos, a efecto de tomar las acciones necesarias para buscar en todo momento las mejores condiciones para el manejo de la deuda

En lo que va del año, el gobierno ha lanzado dos emisiones de deuda en los mercados, por un total de 5,300 millones de dólares.

La primera fue en enero, por 2,250 millones de euros, y otra por 2,500 millones de euros, divida en dos bonos globales hace unas semanas. Con ello se cubrió 80% del monto aprobado por el Congreso de 6,000 millones de dólares para el 2016.