En el primer trimestre del año, 71% de los contribuyentes consideró que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha sido eficiente para combatir o disminuir la evasión fiscal, la cual deja grandes pérdidas recaudatorias y fomenta la desigualdad tributaria.

De acuerdo con los Estudios y Encuestas de Opinión Pública 2019, 24% de los contribuyentes indicó que el órgano recaudador, a cargo de Margarita Ríos-Farjat, no es eficiente para combatir este problema fiscal, mientras que 5% no contestó o no supo evaluarlo.

El resultado de este primer trimestre del año respecto a la eficiencia es menor al que se obtuvo en el mismo periodo del 2018, en donde 79% de los contribuyentes calificó al fisco como eficiente, mientras que 15% respondió que no lo era y 6% no contestó o no supo evaluarlo.

La evasión fiscal consiste en que ciertos contribuyentes ocultan sus cantidades reales de ingresos con el fin de pagar menos de lo que realmente les corresponde, o bien, no pagar nada.

De acuerdo con los últimos datos del Servicio de Administración Tributaria, a través de los comprobantes fiscales apócrifos —una de las herramientas que se utiliza para evadir los impuestos— se han facturado, del 2010 al 2018, 2.04 billones de pesos, sin conocer exactamente cuál es el monto de lo defraudado.

En tanto, en meses pasados Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público, dijo que la evasión fiscal le cuesta al país alrededor de 1 billón de pesos al año, lo cual representa cerca de 4% del Producto Interno Bruto (PIB).

“La evasión fiscal es un asunto muy grave, representa varios puntos del PIB. Si el PIB para este año será de 25 billones, cada punto representa cerca de 250,000 millones de pesos. Entonces, la evasión fiscal cuesta 1 billón de pesos”.

En lo que se refiere al Indicador de Honestidad por Experiencia en Servicios, los contribuyentes evaluaron al SAT con 9.4. El indicador utiliza como base un listado de los principales y más recurrentes trámites y servicios que brinda el SAT realizados directamente por el contribuyente, a los cuales les otorga una calificación del 0 al 10, en donde 0 representa alta corrupción y 10 total honestidad.

Respecto a la probabilidad percibida por los contribuyentes de que se les imponga una multa o sanción por no cumplir adecuadamente con sus obligaciones fiscales, 83% de los encuestados lo consideró muy probable o algo probable, mientras que 15% lo ve poco probable o que nunca pasará y 2% no contestó o no supo contestar.

Mejora imagen

En el mismo estudio, 84% de los contribuyentes que han realizado trámites en el SAT tiene una muy buena o buena imagen de la institución, mientras que 7% la considera como regular y 9% la estima como mala.

Este resultado es mejor que el que se obtuvo en el primer trimestre del 2018, cuando 82% de los contribuyentes tuvo una muy buena o buena imagen de la institución. Además, es el mejor nivel en el que se ha encontrado desde el primer trimestre del 2013, cuando 85% de los contribuyentes dijo tener una buena imagen del fisco.

En tanto, 24% de las personas físicas estimó que el costo de cumplimiento es nulo, 12% consideró un gasto entre 1,000 y 5,000 pesos; 10% refirió un gasto de menos de 1,000 pesos, y 9% entre 5,000 y 10,000 pesos.

Por su parte, 7% calculó un gasto entre 10,000 y 20,000 pesos y otro 7% lo refirió entre 20,000 y 50,000 pesos; 4% indicó que el costo es de 100,000 o más, y sólo 3% dijo que era entre 50,000 y 100,000 pesos. El restante 24% no contestó o no sabe cuánto gasta para cumplir sus obligaciones, monto que incluye los gastos de asesoría o salario del contador, los gastos de transporte, Internet, copias, o en su caso los costos de firmas o despachos contratados, entre otros.

[email protected]