Por primera vez desde el 2013, analistas consultados por el Banco de México refirieron al tipo de cambio real y al aumento en los precios de insumos y materias primas, como dos de los factores que podrían obstaculizar el desempeño económico.

De hecho, esperan que el dólar cotice al cierre del año en 17.60 pesos por unidad, una expectativa que se encuentra por arriba del pronóstico de diciembre, cuando estimaban que llegaría a 16.79 pesos por unidad.

Según las respuestas recabadas por el Banco de México entre 34 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado, los especialistas anticipan que ni el año entrante el dólar regresará a los 17 pesos.

Es decir, en enero prevén que al cierre del 2017, el tipo de cambio estará en 17.17 pesos por dólar, un nivel que está por arriba de 16.42 pesos, proyectado en diciembre.

Entre los demás factores que identifican como limitantes para el desempeño económico para los próximos 12 meses están: la debilidad del mercado externo y de la economía mundial, con 23% de las respuestas; la inestabilidad financiera internacional, el precio de exportación del petróleo y los problemas de inseguridad pública.

Bajan expectativas ?de crecimiento

En la encuesta de enero, los analistas del sector privado recortaron sus previsiones de crecimiento para la economía para éste y el año entrante.

Esta tendencia de recortes sólo se detuvo el mes pasado. Según los resultados, esperan que el PIB alcance un incremento de 2.69% este año, una previsión que se encuentra debajo de 2.74% que estimaron en diciembre.

Con este nuevo pronóstico, los analistas alinean su posición sobre la economía mexicana, respecto de la que tiene el Fondo Monetario Internacional (FMI), que hace menos de 15 días revisó a la baja su expectativa, para dejarla en 2.6 por ciento.

Para el año entrante, los especialistas consultados por el Banxico prevén que la economía registrará un incremento de 3.18%, también inferior al pronóstico del mes previo, que estaba en 3.29 por ciento.

Tasas arriba, en cuatro movimientos

Según los resultados de la encuesta, los analistas esperan que el Banco de México moverá la tasa de interés en cuatro ocasiones este año, hasta dejarla en 3.90 puntos.

Actualmente, está en 3.25, lo que significa que esperan alzas de tres cuartos de punto en el transcurso del año.

En el detalle de esta respuesta, suponen que podrían anunciar un incremento de 10 décimas de punto en el primer trimestre. Otra de 20 puntos en el segundo y en los últimos dos cuartos del año, subidas de 25 puntos respectivamente.

El Banco de México acotó que los resultados corresponden a las expectativas de los consultores y no condicionan de modo alguno las decisiones de la Junta de Gobierno que, de hecho, se reunirá esta semana para divulgar su anuncio monetario.

Los resultados de la encuesta evidencian que la expectativa de inflación para este año se mantiene anclada, en 3.10 por ciento.

Esta previsión se ubica debajo de la referida el mes previo, en 3.32 por ciento.

Y anticipan que incluso para el año entrante, la inflación se mantendrá cerca del objetivo, en 3.31 por ciento.

Clima de negocios

En el apartado sobre el clima de negocios, se redujo la proporción de los analistas que consideran que mejorará en los próximos seis meses.

Así, en enero, 31% de los 34 especialistas consultados considera que mejorará; una proporción inferior a 55% que tenía esta misma percepción en diciembre pasado.

En tanto, el preponderante este mes es que el próximo semestre permanecerá igual, con 56% de las respuestas. Una proporción que está por arriba de 35% que tenía esta percepción en diciembre.

Al preguntar cómo ven la coyuntura actual para realizar inversiones, bajó a 38% la proporción de especialistas que creen que es buen momento. El mes pasado, estaba en 57% el nivel de respuesta.

Y subió a 21% la proporción de analistas que considera que es un mal momento desde 10% que tenía esta percepción en diciembre.

[email protected]