Ninguna empresa puede tener éxito en el largo plazo en un medio ambiente y en una sociedad en problemas, dice Ernst Ligteringen, director de la Global Reporting Initiative (GRI): La sostenibilidad de las empresas y la del mundo están estrechamente vinculadas .

Ligteringen encabeza una de las organizaciones con mayor credibilidad internacional en materia de sustentabilidad, la GRI. Su guía para la elaboración de informes es utilizada en más de 60 países, incluyendo México. En ellas, las empresas van mucho más allá de la presentación de estados financieros. Incluyen una valoración puntual del impacto ambiental y social de sus actividades. El estado financiero es como una fotografía del pasado , explica este ejecutivo holandés que antes encabezó la ONG Oxfam: El impacto en el medio ambiente permite anticipar riesgos y oportunidades en el futuro .

La GRI es una institución sin fines de lucro. Una de las razones por las que goza de una enorme reputación es que elabora sus guías a partir de amplias consultas que incluyen el diálogo con inversionistas, académicos, funcionarios públicos, trabajadores y organizaciones de consumidores.

Cuando comenzamos, en 1997, la iniciativa era muy novedosa y, de alguna manera, era menos sofisticada en la investigación e interpretación de la información , explica entrevistado por El Economista.

De entonces a la fecha, hemos avanzado muchísimo en la comprensión de ciertos temas. La masa crítica de información disponible es mucho mayor ahora .

Ligteringen celebró algunas reuniones de trabajo en México, de cara a la elaboración de la cuarta guía, que estará lista en el 2013. El lunes estuvo en la Universidad Anáhuac y el martes, en la Bolsa Mexicana de Valores. En algunos países, el liderazgo en la elaboración de estas guías corresponde al gobierno, así es en Dinamarca, por ejemplo. En otros países, entre ellos México, la Bolsa de valores juega un papel muy importante, no hay una receta. Idealmente, deben participar tanto el sector público como el privado.

El gran reto es conseguir explicaciones de aquellos actores que no están informando adecuadamente. En el caso de las empresas, es lograr que desarrollen una práctica de ofrecer información de mayor calidad al mercado y a la sociedad .

En México, dos de cada tres grandes empresas han incorporado la práctica de elaborar estos informes de sustentabilidad. Se trata de una práctica voluntaria que no está en conflicto con los objetivos de crecimiento de las empresas. De alguna manera, ayuda a cumplirlos mejor. Sirve para hacer mejores mapas de riesgo a futuro , dice Ernst Ligteringen.