Cuesta mucho recaudar los impuestos para que alguien se los robe , decía Aristóteles Núñez Sánchez a principios de julio de este año, durante un foro organizado por la Coparmex en el World Trade Center. Ahí el colofón de su discurso fue: Después de estas declaraciones, me van a correr .

No fue así, pero ayer, dos meses después, Núñez Sánchez presentó su renuncia como jefe del Servicio de Administración Tributaria, cargo que desempeñó desde que inició el gobierno de Enrique Peña Nieto.

La decisión fue tomada tras la renuncia del secretario de Hacienda y Crédito Público y presidente de la Junta de Gobierno del SAT, Luis Videgaray.

En el texto de su renuncia Núñez Sánchez afirmó que la institución requerirá el liderazgo y visión renovada de un nuevo titular, así como la confianza y apoyo de quien ocupe la SHCP.

Luego de casi tres años y ocho meses de encabezar al órgano recaudador del país, Núñez concluyó deseando el mejor de los éxitos tanto al nuevo secretario de Hacienda, José Antonio Meade, como a quien llegue a ocupar su silla.

Auditorías a funcionarios públicos

En las últimas semanas el exjefe del SAT inició la auditoría a Javier Duarte, gobernador de Veracruz, como resultado de una denuncia pública y discrepancia fiscal.

Lo anterior fue derivado de que se informara que el gobierno de Veracruz entregaba licitaciones a empresas fantasmas.

En su momento, Núñez informó que otros cuatro gobernadores estatales también estaban siendo auditados, entre ellos Guillermo Padrés, exgobernador de Sonora, y el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge.

Recaudación más alta en cuatro administraciones

Sin duda, la gestión de este egresado del Instituto Politécnico Nacional, donde cursó la licenciatura en Administración Industrial, se destacó por el aumento en la recaudación.

En sus primeros tres años a cargo del organismo, la recaudación tributaria tuvo un crecimiento promedio de 17.7% en términos reales, variación más elevada para un periodo similar en al menos las últimas cuatro administraciones.

En el 2015 Aristóteles Núñez logró un crecimiento promedio anual de 27.4% en términos reales, el más alto en los últimos 25 años.

Asimismo, la recaudación realizada durante el primer semestre del 2016 tuvo un incremento de casi 12% en comparación anual.

La realidad de la contabilidad electrónica

Luego de la reforma fiscal del 2014, la contabilidad electrónica llegó a México. Fue entonces cuando Aristóteles Núñez Sánchez explicó que este esquema facilitaría el envío de información al fisco, con lo cual se anticiparía las posibles revisiones de la autoridad y se garantizaría una sola contabilidad por parte de los contribuyentes.

La inclusión de la contabilidad electrónica ha sido de forma gradual. Inició con la emisión de facturas electrónicas, la realización de las declaraciones online, el uso del buzón tributario y las devoluciones automáticas.

Núñez Sánchez también abanderó la práctica de las auditorías electrónicas, las cuales habrían iniciado a inicios de este mes.

Al respecto, la propia Secretaría de Hacienda afirmó que al utilizar una revisión electrónica se acortarán los plazos tanto para la autoridad fiscal como para los contribuyentes en 60% y se percibirá una disminución en los costos a cargo de los particulares.

Pese a que hubo amparos en contra de la contabilidad electrónica, en septiembre la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucional esta práctica.

El hasta ayer jefe del SAT reiteró en repetidas ocasiones que es inevitable el uso de la tecnología en beneficio del tiempo, la optimización del recurso, y la eficiencia y transparencia con la que pueden desempeñarse las funciones públicas y las privadas.

Los Papeles de Panamá

Aristóteles Núñez y su equipo hicieron frente a las investigaciones y actos de fiscalización relacionados con los Papeles de Panamá, proceso que hasta la fecha ha dejado una recaudación de casi 395 millones de pesos y por el cual se están llevando a cabo 40 auditorías.

Asimismo se inició la investigación de las 34 empresas fantasmas que recibieron licitaciones del gobierno de Veracruz y realizó operativos contra bebidas alcohólicas ilegales.

claudia.cordova@eleconomista.mx