La actividad económica de México registró una contracción de 0.14% en todo el 2019, según cifras desestacionalizadas que divulgó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Estos datos confirman la estimación oportuna que realizó hace 20 días el Inegi, que descuenta factores coyunturales y está en línea con la media de las expectativas del mercado divulgadas por la consultoría internacional FocusEconomics.

La información oficial del instituto, que preside Julio Santaella, precisa que el desempeño anual de la actividad económica se alcanzó tras inscribirse una caída de 0.4% también a 12 meses en el Producto Interno Bruto (PIB) del último trimestre del año pasado. Ésta es una cifra que podría ser ajustada posteriormente.

La caída del PIB en el cuarto periodo completa dos trimestres consecutivos de la economía en contracción, pues en el periodo julio-septiembre, la economía experimentó una caída de 0.2% y se cumpliría así con la definición técnica internacional de una recesión, que es la contracción generalizada en la actividad económica por una duración de por lo menos seis meses consecutivos.

“No se necesita un Comité (de Fechado de Ciclos Económicos) para que nos defina si hubo recesión o no el año pasado. Clasificarla como recesión o estancamiento no cambia la realidad, ni libra a los mexicanos que hayan sufrido en el 2019 en términos de empleo”, advirtió desde Filadelfia el director de la consultoría Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño.

El especialista advierte que es prácticamente irrelevante la definición cuando los datos divulgados por el Inegi evidencian que el consumo privado, alentado por las transferencias del gobierno y las remesas, fue lo único que limitó una caída más profunda en la economía durante el 2019.

Ajusta el dato del III Trim

El dato del PIB anual en el 2019 evidencia un profundo debilitamiento que se compara negativamente con la expansión de 2.1% alcanzada por el PIB anual del 2018 y del promedio de 2.17% registrado en el periodo del 2011 al 2018, destacó el economista para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos.

En el detalle de la información anual del PIB final, el Inegi realizó un ajuste estacional sobre toda la serie histórica, lo que arrojó una revisión de 1 décima de punto en el dato del tercer trimestre del 2019.

Esto significa que el PIB del periodo julio-septiembre del año pasado, se contrajo 0.2 % según cifras desestacionalizadas, una tasa que evidencia una caída ligeramente más profunda de 0.1% informado anteriormente.

En tanto, en los dos primeros trimestres del año, la actividad económica registró un estancamiento que va de 0% en el periodo enero-marzo a 0.1% arrojado en el lapso de abril-junio.

Minería lastre

En los comparativos trimestrales por sector, las estadísticas del Inegi muestran que las actividades secundarias, es decir, las de la industria, registraron una caída anual de 1.9%, detonado por la contracción de la actividad minera de 5.1 por ciento.

Sólo en el periodo octubre-diciembre del 2019, las actividades del segmento inscribieron una variación también negativa de 1.2% respecto del trimestre anterior, impactadas por la contracción en la industria automotriz y el menor dinamismo de la construcción.

Con este desempeño, las actividades secundarias completaron cinco trimestres consecutivos de contracción.

En el detalle del segmento se observa que entre las cuatro actividades del sector industrial, dos tuvieron registros negativos en el cuarto trimestre: las manufacturas, con un dato de 2.2% negativo anual, y las de la construcción, que registraron una caída de 1.8% ajustadas por estacionalidad respecto del dato del año pasado.

Con este dato se profundiza la caída observada en el mismo sector en el tercer trimestre a cifras anuales de 2.9 por ciento.

Servicios resiste

Analistas de Banorte Ixe consignan que los servicios continuaron con un desempeño limitado en el cuarto trimestre.

Entre los 15 segmentos que integran al sector servicios, seis registraron una contracción en el último cuarto en su registro anual con cifras desestacionalizadas: comercio al por mayor (-1.1%); transportes, correos y almacenamiento (-1.3%); corporativos (-3.3%); servicios de salud (-0.2%); servicios de esparcimiento (-1.5%) y otros servicios (-1.6 por ciento).

Destacan que el transporte regresó a negativo probablemente afectado por el menor dinamismo en general de las manufacturas.

El débil desempeño de la actividad económica en el 2019 suavizó la tendencia del modesto desempeño que ha tenido el PIB en los años recientes, aseveró desde Nueva York el economista para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos. Consideró que el momentum de crecimiento siguió debilitándose en el último trimestre del año pasado.

Hacienda está enfocada en reactivar la economía: Herrera

La Secretaría de Hacienda está enfocada en ver cómo se reactiva la economía lo más rápido posible, dijo el titular de la dependencia, Arturo Herrera, cuestionado sobre las cifras que ayer difundió el Inegi, que confirman una caída del PIB de 0.1%  en el 2019.

Señaló que para ello se están usando tres fuentes principales: desde el año pasado se aceleraron todas las contrataciones tanto de obra pública como de otro tipo de bienes; la segunda son los proyectos en donde Hacienda aporta algo a las obras estatales y municipales, y la tercera tiene que ver con aquellos proyectos donde se necesita que el sector privado invierta, ya que por cada peso que invierte el gobierno, la IP canaliza 6.7 veces más.

Por otra parte, Herrera comentó que durante las recientes reuniones del G20 en Riad, Arabia Saudita, se abordó el coronavirus como uno de los principales riesgos a nivel global.

“Se espera que el coronavirus tenga lo que llamaron allá (reuniones del G20) un efecto V, es decir, un efecto muy rápido con un rebote muy rápido”, expuso a medios que lo abordaron en Palacio Nacional.

Herrera dijo que como principal medida se debe contar con un esquema de contingencia. Recordó que en el 2009, cuando el país se vio afectado por la gripe H1N1, se tomaron medidas que no fueron generalizadas. “La delegación Cuauhtémoc en ese momento decidió cerrar los restaurantes, a pesar de que la delegación Miguel Hidalgo no estaba cerrada, entonces, si se tienen que cerrar, se tienen que cerrar, pero eso lo tiene que determinar la Secretaría de Salud”. (Con información de Redacción)

IGAE muestra mejoría

México creció 0.1% en diciembre

La economía mexicana registró, en diciembre, una expansión anual de 0.1%, con cifras desestacionalizadas, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de diciembre, el cual da seguimiento mensual a la economía, mostró una leve mejoría tras siete meses consecutivos de contracciones. En el 2018, la actividad económica se contrajo 0.1 por ciento.

Así, en el 2019 la economía mexicana registró sólo cuatro meses de expansión: enero (1%), febrero (0.8%), abril (0.1%) y diciembre (0.1 por ciento).

En su comparación mensual, la economía tuvo un crecimiento de 0.2%, con lo que hiló dos meses de avance.

Con el resultado del IGAE, analistas refirieron que se denota un mejor desempeño y estabilización de la economía hacia fin de año.

Por grupo de actividades, el sector de las industrias fue el único que mostró una contracción. El sector primario se expandió 0.6% anual; las actividades secundarias ligaron 15 meses de contracciones, al caer 1.0%, donde el sector construcción cayó 4.9 y 0.7% el de  manufactureras; mientras que el sector de servicios mostró una mejoría de 0.6% anual. (Con información de B. Saldívar)

Consumo, el impulso

Persistirá el estancamiento en el 2020

El estancamiento de la economía mexicana persistirá en el 2020, especialistas anticipan una modesta recuperación en la primera mitad del año, guiada por el consumo y la reactivación del sector manufacturero, que podría ser más evidente durante la segunda mitad de año.

“La inversión privada mejoraría gradualmente, pero aún no podemos apostar por una fuerte reactivación a corto plazo. Así que vemos los próximos dos años como de crecimiento por debajo del potencial, con riesgos de actividad sesgados a la baja”, sostuvo el economista senior de Pantheon Macroeconomics, Andrés Abadía.

Por su parte, el economista para México y Colombia de BNP Paribas, Joel Virgen, coincidió en que el desempeño económico de México se explica claramente por factores domésticos como la debilidad de la inversión, desaceleración del consumo, el deterioro del mercado laboral y un contexto doméstico desfavorable a la inversión.

BNP Paribas es una de las consultorías que tienen las más bajas expectativas de crecimiento para el 2020, en 0.6%, pronóstico que coincide con el de Pantheon Macroeconomics. (Con información de Y. Morales)

Impacto del Covid-19 será colateral

Si bien todavía es pronto para conocer el efecto que tendrá la expansión del coronavirus en la economía mexicana, los sectores que podrían verse afectados son el automotriz, agropecuario y turismo, indicó Ángel García-Lascurain, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En conferencia de prensa, detalló que el impacto en estos sectores se deberá más a la reducción del crecimiento económico que se perciba tanto en Estados Unidos como en China por el posible deterioro del intercambio comercial, afectado por el coronavirus.

“Todos aquellos sectores que están vinculados con las cadenas productivas o cadenas internacionales con México tendrán un primer impacto, tales como el automotriz, agropecuario y turismo; serían los primeros afectados, pero será como efecto de un menor crecimiento de Estados Unidos y China”. Mario Correa, vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, expuso que los ingresos petroleros serían otro aspecto que podrían estar en riesgo por los efectos que genere el coronavirus.

“En la medida en que China baje las perspectivas de crecimiento económico, también bajan las perspectivas de demanda de petróleo y los precios. Ello podría ser un factor que afecte tanto las finanzas de Pemex como las finanzas públicas”.

Indicó que, si bien los ingresos petroleros están blindados con las coberturas petroleras, el precio se está moviendo cada vez más cerca de los 49 dólares el barril, por lo que, “si sigue creciendo el coronavirus y sigue bajando el precio del petróleo, ahí sí se puede generar un problema”.

Los integrantes del IMEF anunciaron el cambio de expectativa de crecimiento económico del 2020 al pasarlo de 1 a 0.90%, ante el nulo avance en la Inversión Fija Bruta, consumo privado y en la producción industrial.

“Los datos de todos estos sectores en diciembre fueron bastante malos, entonces, lo que nos dice es que la economía estaba más débil de lo que pensábamos, con lo que ajustamos la estimación del PIB 2020”. (Con información de E. Albarrán)

• Si el coronavirus se sigue expandiendo, los sectores que más podrían verse afectados son aquellos que están relacionados con las cadenas productivas.

• Los ingresos petroleros también podrían verse afectados si China reduce su expectativa de PIB y que ello genere una menor demanda de petróleo y se reduzcan los precios del crudo.

• El IMEF prevé que la economía crezca 0.90% este año.

[email protected]