El Producto Interno Bruto (PIB) de España crecería un 5.9% en 2021, tras la caída histórica del 10.8% en 2020, gracias al impulso de la demanda interna, que se verá beneficiada en buena parte por las ayudas de los Fondos Europeos, según estimaciones del FMI, Banco Mundial, la OCDE y el Banco Central Europeo.

De este modo, la demanda interna rebotaría un 5.7% este año, impulsada, en primer lugar, por la inversión empresarial y, después, por el consumo de los hogares y familias.

En lo que respecta a la balanza exterior, las exportaciones de bienes y consumo se impulsarán un 9.8%, mientras que las importaciones crecerán a un ritmo del 9.6%, por lo que se producirá un saldo positivo neto del 0.2 por ciento.

El PIB proyectado para España en 2022 es del 6.3%, empujado por el aumento de la demanda, el Plan de recuperación, Transformación y Resiliencia y el repunte del turismo. Además, la mayor certidumbre aumentaría el consumo privado y la inversión en la segunda mitad del año, conforme se despliegan los Fondos de la Unión Europea.

El 'New Deal' anunciado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aportará 1.4 puntos porcentuales a la recuperación económica global, según estimaciones del FMI, Banco Mundial, el Banco Central Europeo y la OCDE, que prevén una expansión económica del 5.8% este año frente al 4.4% inicialmente estimado.

"Una economía norteamericana boyante se traduce en un aumento de la demanda de bienes y servicios en el resto del mundo ", explica el socio director general de Advice Strategic Consultants, Jorge Díaz Cardiel, en su último libro 'El New Deal de Biden-Harris: política económica para el siglo XXI y el liderazgo de Estados Unidos'.