El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile cayó un 14.1% interanual en el segundo trimestre golpeado por las restricciones para enfrentar la pandemia de coronavirus, según datos divulgados el martes por el Banco Central.

Desde inicios de marzo las autoridades sanitarias impusieron diversas medidas, incluyendo estrictas cuarentenas, para contener la expansión de Covid-19, que ya suma cerca de 390,000 contagios y más de 10,000 fallecidos en el país.

"Este resultado se vio incidido por la emergencia sanitaria asociada al Covid-19, que influyó en la movilidad de las personas y el normal funcionamiento de establecimientos productivos", dijo el banco en su informe.

"Las actividades mayormente afectadas fueron servicios personales, comercio, transporte, construcción, restaurantes y hoteles, industria manufacturera y servicios empresariales", agregó. En contraparte, la vital actividad minera creció un 1.6 por ciento.

En tanto, el PIB desestacionalizado entre abril y junio bajó un 13.2 por ciento.

El organismo explicó que desde la perspectiva del gasto, los efectos de las restricciones se reflejaron en un menor consumo de los hogares y en la inversión.

Con esto, la demanda interna retrocedió un 19.1% en los tres meses a junio y el consumo de los hogares presentó una disminución de 22.4 por ciento.

Por otra parte, durante el segundo trimestre, la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un superávit de 1,154 millones de dólares, equivalente a 2.1% del PIB trimestral, impulsado por el saldo positivo en la balanza comercial de bienes.