La economía argentina creció en mayo 13.6% en comparación a igual mes de 2020, pero se contrajo 2% frente a abril 2%, en medio de nuevas restricciones por la segunda ola de coronavirus, informó este miércoles el instituto de estadísticas Indec.

Con este resultado, Argentina acumuló entre enero y mayo un alza del PIB de 9.5% respecto del mismo lapso del año pasado, de acuerdo al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que publica el Indec.

El EMAE es un indicador que adelanta el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB).

La economía se había derrumbado en los meses de abril y mayo de 2020, debido al confinamiento impuesto en Argentina para intentar contener la pandemia del Covid-19, tras lo cual la actividad se fue reabriendo muy paulatinamente.

Pero en mayo 2021, ante una segunda ola de contagios, el gobierno argentino dictó fuertes restricciones por nueve días -que luego se fueron disipando-, afectando sobre todo el comercio y las actividades recreativas.

Estas medidas sanitarias pusieron un freno a los signos de reactivación en Argentina, luego de tres años de recesión agravados por la pandemia.

En 2020, el Producto Interno Bruto se derrumbó 9.9 por ciento.

Todos los sectores que conforman el EMAE registraron alzas en mayo en la comparación interanual, a excepción de Agricultura, ganadería, caza y silvicultura que registró una caída (-4.3%), informó el Indec.

Entre las mayores variaciones positivas, se destacó el rubro Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (+113.6%) y Hoteles y restaurantes (+54.3%).

En tanto, la Industria manufacturera creció 29.9% y Comercio mayorista, minorista y reparaciones 23.3 por ciento. Ambos rubros explican más de la mitad de la suba interanual del EMAE.