El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que suspenderá las preferencias comerciales que gozaba Argentina debido a que el país sudamericano se niega a pagar más de 300 millones de dólares en fallos arbitrales producto de dos disputas de inversión con compañías estadounidenses.

Obama suspendió a Argentina del Sistema Generalizado de Preferencias, que exime de aranceles a las importaciones de miles de productos de países en desarrollo.

La medida entra en vigencia dentro de 60 días y apoya los intentos de Azurix Corp, una compañía de suministro de agua con sede en Houston, y de Blue Ridge Investment, una subsidiaria del Bank of America, en su intento por recibir compensación por medidas que Argentina tomó hace una década.

RDS