El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunió este domingo 10 de octubre con la directora gerente de este organismo, Kristalina Georgieva y representantes del despacho jurídico WilmerHale “para aclarar detalles” sobre el presunto conflicto de interés en el que incurrió la funcionaria durante su gestión previa, cuando fue CEO del Banco Mundial.

En un comunicado de dos párrafos, el vocero del organismo, Gerry Rice, explicó que “el Directorio Ejecutivo consiguió avances significativos en su evaluación con miras a concluir muy pronto sobre el caso”.

Y subrayó que “el Directorio Ejecutivo se mantiene comprometido para hacer una revisión exhaustiva, objetiva y oportuna”

El despacho WilmerHale es el que realizó la auditoría divulgada el 15 de septiembre que documentó presiones directas e indirectas “de altos cargos del BM” para cambiar la metodología del reporte mundial Doing Business con el objetivo de mejorar la posición a China.

Esto, mientras se negociaba un aumento de capital en el año 2017 donde la participación del país asiático era determinante.

Georgieva ejerció el cargo de CEO en el Banco Mundial desde enero de 2017 al 1 de octubre de 2019.

Reportes de diarios especializados, como el Financial Times, revelan que hay una pugna interna entre los representantes del Directorio Ejecutivo, particularmente los europeos y los de Estados Unidos, lo que está dificultando la definición del destino de la funcionaria. Esto por la regla no escrita que deja el liderazgo del FMI al bloque europeo y la de Banco Mundial a Estados Unidos.

Los escenarios

En caso de ser separada del cargo para aclarar su participación en aquel informe, los estatutos del FMI prevén que se quede como interino el segundo de abordo, que actualmente es el primer subdirector gerente, el norteamericano Geoffrey W.S Okamoto.

El precedente más cercano de un director gerente interino, se encuentra en el año 2011, cuando John Lipsky tuvo que quedar en lugar de Dominique Strauss Kahn, tras la renuncia voluntaria del francés, que enfrentaba una acusación de acoso sexual.

La expectativa de funcionarios del FMI y del Banco Mundial, es que quede resuelto este asunto antes de que inicien las Reuniones Anuales de ambos organismos.

Evento al que asistirán representantes de los 190 países y que inicia con el lanzamiento del reporte insignia del FMI, el World Economic Outlook, que se divulgará este martes 12 de octubre.

La publicación especializada The Economist lanzó un editorial el 21 de septiembre donde pedía la renuncia de la funcionaria pues consideró que se corría el riesgo de que el FMI perdiera su credibilidad por mantenerla en el cargo.

kg