El nivel de desocupación durante febrero llegó a 3.30% de la Población Económicamente Activa (PEA), con lo que el desempleo en el país alcanzó el nivel más bajo en siete meses, informó este martes el Inegi.

De acuerdo con cifras originales de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), esta cifra de desocupación se vio favorecida por un menor nivel de participación de la población mayor de 15 años en el mercado laboral. Al cierre del mes, se registró que el 59.3% de la población en edad de trabajar participó activamente en el mercado laboral, ya sea trabajando o buscando trabajo.

Éste señala el nivel más bajo para la PEA desde el cierre de 2017. En contraparte, la Población No Económicamente Activa (PNEA) observó un ligero repunte para ubicarse en 40.7% de la población de más de 15 años.

La ENOE también señaló que en el transcurso de febrero la tasa de informalidad laboral, que concentra a aquellos trabajadores que pese a prestar sus servicios a unidad económica establecida, son vulnerables por las condiciones de su relación laboral. Esta relación puede carecer de contrato, prestaciones laborales, servicios médicos o todas las anteriores.

En el mes de referencia la informalidad laboral representó la situación del 56.61% de los trabajadores del país, revelando el nivel más bajo en 10 meses. La tasa de ocupación en el sector informal, que captura el empleo de aquellas personas que desempeñan labores en unidades económicas ambulantes y/o unidades que carecen de registros contables, por ejemplo.

Este tipo de ocupación representó a 27.06% de los trabajadores de México, la tasa más baja de informalidad a partir de diciembre de 2017.

thamara.martinez@eleconomista.mx