En agosto, la tasa de desempleo en Estados Unidos cayó 1.8 puntos porcentuales a 8.4% desde 10.2% registrado en julio, informó el viernes el Departamento de Trabajo.

Así, la cifra se ubicó por debajo de 9.8% esperado por el mercado.

Durante febrero, la tasa de desempleo estadounidense se colocó en 3.5%, sin embargo, para abril alcanzó 14.7%, la cifra más alta desde la Gran Depresión, esto con muchos de los centros de trabajo cerrados como medida para controlar los contagios por Covid-19. Desde ese máximo la  tasa ha ido disminuyendo.

Las nóminas no agrícolas se incrementaron en 1.37 millones durante el mes pasado, luego de haber aumentado en 1.73 millones durante julio.

Se informó que el sector privado añadió el mes pasado 1.03 millones de empleos y otros 344,000 se abrieron en el gobierno, añadió el informe, que también señaló que el crecimiento del empleo gubernamental refleja la contratación temporal de personal para el Censo 2020.

“Hubo aumentos notables de empleo en el comercio minorista, en los servicios profesionales y empresariales, en esparcimiento y hotelería y en la educación y el cuidado de la salud”, se mencionó en un boletín de la Oficina de Estadísticas Laborales.

El total de nóminas no agrícolas representa aproximadamente 80% de los trabajadores que producen la totalidad del Producto Interno Bruto de Estados Unidos.

Aerolíneas, desempleo y ayudas

American Airlines afirmó la semana pasada que su fuerza laboral se reduciría en octubre en 40,000 puestos, incluidos 19,000 recortes involuntarios, a menos que el gobierno extienda la ayuda. United, por su parte, dijo el miércoles que se prepara para despedir a 16,370 empleados cuando el respaldo federal expire el 1 de octubre si el gobierno no extiende las ayudas.

Bajo este contexto, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el viernes que cree que el gobierno de Donald Trump revelará en cuestión de semanas ayuda adicional para las aerolíneas del país.

“Si necesitan asistencia adicional estamos listos para trabajar con ellos para elaborar paquetes adicionales”, afirmó Kudlow a Bloomberg TV en una entrevista.

Las aerolíneas recibieron 25,000 millones de dólares en fondos de estímulo del gobierno en marzo, destinados a cubrir los pagos de las nóminas y proteger los empleos hasta septiembre. El Congreso también aprobó otros 25,000 millones de dólares en préstamos para el sector.

A medida que el dinero del rescate se agota sin una recuperación de los viajes a la vista, las aerolíneas y los sindicatos han presionado a Washington por otros 25,000 millones de dólares.