La demanda de billetes y monedas en México registró el nivel más alto, desde que inició el confinamiento por el Covid-19, en la semana del 26 de junio al 3 de julio, de acuerdo con el estado de cuenta del Banco de México.

La base monetaria integrada por billetes y monedas en circulación, así como depósitos bancarios de cuenta corriente, aumentó 23,955 millones de pesos en una semana, lo que significa que estuvieron en circulación 1 billón 879,113 millones de pesos.

Una cifra que representa una variación de 19.6% respecto de la observada en el mismo periodo del año pasado.

El Banco de México explica este incremento consistente y semanal en la demanda de base monetaria, por los “factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país, que habrían aumentado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago”.

De hecho, el subgobernador Jonathan Heath, ya había precisado a El Economista, que este incremento en la demanda tiene que ver con la cautela, pues ya no es tan fácil ir a un cajero, incluso comentó que algunos de éstos permiten retiros superiores a 6,000 pesos en un sólo movimiento.

Suman 12 semanas de alzas a doble dígito

Al hacer una revisión respecto del comportamiento de la demanda de billetes desde el 3 de abril, se han completado 12 semanas consecutivas de aumentos de doble dígito en la demanda de billetes y monedas por parte de usuarios en el país.

En la semana que terminó el 3 de abril, la demanda de base monetaria o activos monetarios líquidos, experimentó su primer aumento anual de doble dígito, de 13.6 por ciento. A partir de ahí, no se ha suavizado la demanda de billetes y monedas.

Incluso en el Reporte Trimestral que el Banco de México presentó en junio, resaltaron que se ha registrado una “mayor demanda de activos monetarios líquidos por motivos precautorios tanto de hogares como de empresas (...) como resultado de los choques asociados con la pandemia de Covid-19”.

Fue en la última semana de mayo, cuando se alcanzó el que había sido hasta ahora el pico de la demanda de activos líquidos. En aquel momento, se incrementó en 18.9% anual.

[email protected]