Milán.- Falsos bonos del Tesoro de Estados Unidos por un valor de seis billones de dólares, equivalentes a casi la mitad de la deuda nacional estadounidense, fueron decomisados en Suiza por orden de las autoridades italianas.

Ocho personas relacionadas con el caso fueron detenidas en Italia, informó el viernes la fiscalía de Potenza, en el sur del país.

Los títulos estaban escondidos en tres cajas fuertes transferidas de Hong Kong a Zurich en 2007. Según los investigadores, la red intentó colocar estos bonos en países emergentes o en establecimientos bancarios a cambio de dinero.

La embajada de Estados Unidos en Roma estimó en un comunicado que esos "falsos bonos formaban parte de un plan destinado a realizar una estafa a costa de algunos bancos suizos".

La operación lanzada por los fiscales de Potenza es "la mayor (realizada hasta ahora) en este tipo de investigación", afirmó el procurador del tribunal de la ciudad, Giovanni Colangelo, ante la prensa.

"Todo surgió de una investigación sobre clanes mafiosos" en la región de Basilicate (sur), añadió el procurador.

Esta investigación permitió descubrir "una red internacional en torno a estos títulos, con varias personas implicadas en diversos países", que intentaron colocar los falsos bonos en el mercado hasta el mes de enero, explicó Colangelo.

"Las operaciones de falsificación de títulos, el desplazamiento de las cajas fuertes de Hong Kong a Suiza, los viajes por todo el mundo (de los miembros de esta red) tiene un enorme coste y por ello pensamos que los intereses (detrás del caso) son de alto nivel", precisó.

Los magistrados de Potenza se felicitaron por "la colaboración" en este caso de las autoridades suizas, que permitieron a la policía italiana efectuar el decomiso.

Expertos de la Reserva Federal estadounidense (Banco central) y de la embajada de Estados Unidos en Roma examinaron los títulos y confirmaron que eran falsos, aunque las falsificaciones eran de excelente calidad, según los magistrados.

Una fuente policial en Washington explicó a la AFP que el decomiso de los bonos se produjo en noviembre de 2011.

"Hemos trabajado en diversas ocasiones con las autoridades locales (italianas) en casos similares en los últimos años, no es algo inhabitual", explicó esta fuente, quien aseguró que este tipo de estafas "raramente tienen éxito".

"Si entras en un banco estadounidense con un bono del Tesoro o con un cheque de seis millones, o de otra cifra insensata, verás un montón de cejas fruncidas", agregó la fuente para ilustrar las sospechas que inmediatamente provocaría una operación de este tipo.

Las cajas fuertes que contenían los bonos, con fecha de emisión que data de 1934, incluían también una falsificación del Tratado de Versalles que habría podido justificar esta inmensa cantidad de dinero como parte de los intercambios financieros entre las potencias que ganaron la Primera Guerra Mundial.

Este decomiso de bonos estadounidense, aunque sea el más importante jamás efectuado, no es el primero en Italia.

En septiembre de 2009, las autoridades italianas confiscaron falsos bonos del Tesoro norteamericano por un valor de 116,000 millones de dólares, hallados en una maleta en el aeropuerto de Milán-Malpensa (norte).

Dos filipinos fueron detenidos en esa ocasión. Los falsos bonos estaban también fechados en 1934.

En junio de 2009, la policía financiera italiana detuvo a dos japoneses en la frontera entre Italia y Suiza. Los dos hobres habían escondido falsas obligaciones estadounidenses por un valor de 134,000 millones de dólares, en el doble fondo de una maleta.

RDS