Una recuperación más lenta de lo previsto en la zona euro y la recesión en Japón pesarán sobre el crecimiento global este año, antes de un repunte en el 2014 que debería brindar la expansión más veloz desde el 2010, dijo el miércoles el Fondo Monetario Internacional.

El FMI revisó a la baja su previsión para el 2013, a 3.5% en el año, desde el 3.6% que había anticipado en octubre, representando una ligera aceleración desde 2012.

El FMI dijo que la perspectiva para el 2014 era más clara, ya que se prevé que la economía crezca 4.1%, solo si se sostiene la recuperación en la zona euro.

La última vez que la economía mundial registró tasas de expansión saludables superiores al 4% fue en 2010, cuando la producción alcanzó el 5.1% de crecimiento tras la superación de la crisis financiera global.

El FMI dijo que la actividad en las economías avanzadas probablemente siga débil este año, en el 1.4%, antes de fortalecerse al 2.2% en 2014. En octubre, había proyectado que las economías desarrolladas crecerían el 1.5% en 2013.

"Las medidas de política han reducido los agudos riesgos en el área del euro y en Estados Unidos", dijo el FMI en una actualización de su Panorama Económico Mundial.

Sin embargo, advirtió que esos riesgos persisten, especialmente si hay algún revés en la recuperación de la zona euro debido a una falta de reformas, y si se producen recortes presupuestarios "excesivos" en Estados Unidos.

REBAJA PREVISIÓN PARA AL

América Latina y el Caribe crecerán un 3.6% en 2013, informó este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI), 0.4 puntos menos de lo que calculaba en octubre pasado.

La lenta progresión económica en los países desarrollados sigue lastrando a la región. El Fondo recortó la previsión para Brasil y la situó en 3.5%, 0.4 puntos menos que en octubre, mientras que para México la dejó sin cambios, en 3.5% de expansión del PIB.

Para 2014 el Fondo prevé un 3.9% de crecimiento para la región (0.1 puntos menos), para Brasil un 4% (-0.2) y para México 3.5%, sin variaciones.

El Fondo no actualizó sus previsiones para el resto de los países de la región.

En general, "el crecimiento en las economías de mercados emergentes y en desarrollo se encamina hacia un 5.5% en 2013, aunque no se proyecta que vuelva a alcanzar las altas tasas registradas en 2010-11", indicó.

"El margen de maniobra para aplicar políticas más laxas se ha reducido, mientras que las restricciones de la oferta y la incertidumbre de las políticas han entorpecido el crecimiento en algunas economías (por ejemplo, Brasil, India)", añadió.

"La debilidad en las economías avanzadas será un lastre tanto para la demanda externa como para los términos de intercambio de países exportadores de materias primas, ya que en esta actualización se supone un descenso de los precios de las materias primas en 2013", dijo.

RDS