El aumento del crimen y la delincuencia en México se ha convertido en un importante desafío económico por el impacto que sí ha tenido en las decisiones de inversión, que se han ramificado hacia el sector energético, consigna el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Funcionarios del organismo advirtieron que este deterioro de la seguridad en el país, sobre todo en el sector petrolero, debe incluso tomarse en cuenta para el diseño de futuras subastas.

“El crimen y la violencia han frenado las operaciones de Pemex, han disuadido ya a empresas privadas a invertir en el sector y serán un gran desafío para futuras subastas”, resaltaron.

En el reporte monográfico “El crimen en la actividad económica”, incluido en las conclusiones a la revisión anual del FMI, conforme estipula el artículo IV del Convenio Constitutivo, detallaron que aún cuando las autoridades están utilizando drones y geolocalización para luchar contra el tráfico de drogas, “este episodio de violencia que atraviesa pone a México en una clara desventaja respecto de las condiciones que ofrecen países con un desarrollo económico similar”.

Lo que también genera un costo de oportunidad económica, acotaron.

En años anteriores, los expertos del Fondo habían puesto en la mesa el tema del respeto al Estado de Derecho y las ramificaciones de la corrupción en México.

Pero es hasta ahora, en las conclusiones a la revisión del FMI del 2018, que por primera vez la institución realiza un reporte monográfico sobre el tema específico del impacto económico del crimen y violencia en México.

ROBO DE petróleo cuesta 0.15 puntos del PIB

Sostuvieron que los grupos de delincuencia organizada son los principales responsables del robo de combustible.

No obstante advirtieron que  también los residentes locales están interviniendo las tuberías de combustible para reusarlo o revenderlo.

“El robo de petróleo está costando a la compañía el equivalente a 0.15 puntos del PIB, cerca de 1,600 millones de dólares por año; de acuerdo con sus propios reportes”, a esta cifra tendrían que sumarse los costos de oportunidad que se están generando en el sector.

Costo de oportunidad

De acuerdo con el Fondo, el costo de la delincuencia en la actividad económica de México es mucho mayor a 0.7% del PIB que recientemente estimó el Inegi tras presentar su Encuesta Nacional de Victimización de Empresas.

Falta incluir el costo por el cierre de pymes que no pueden pagar por su seguridad, el impacto que sí han generado las inversiones empresariales canceladas, los planes de expansión pospuestos por industrias ya establecidas a causa de su exposición a la delincuencia, y el robo sin precedentes de petróleo, acotaron.

Los estrategas del Fondo sostuvieron que el aumento de la violencia, que en el 2017 llegó a niveles históricos por el número de asesinatos, está vinculado a la lucha entre los cárteles de la droga.

Refirieron que la inseguridad y el respeto al Estado de Derecho son claros retos para la administración futura del país, para recuperar la confianza, promover la inversión y acelerar la inversión económica.

La visita anual del FMI a México es un diagnóstico profundo al que tiene derecho cada país miembro del organismo para que sus expertos revisen la salud de la economía, identifiquen de manera temprana fuentes de riesgo sobre un eventual deterioro de las condiciones económicas y financieras, y tras la visita realicen una serie de recomendaciones para apuntalar el buen funcionamiento de la economía.

Es una revisión profunda que dirige una misión de expertos multisectoriales del FMI, y su realización anual es un derecho para los 189 países miembros.

[email protected]