Si bien México cuenta con el escudo de protección para enfrentar la reversión de capitales, los retos hacia adelante siguen siendo el crecimiento y la concreción de reformas, estableció el exsubsecretario de Hacienda, Alejandro Werner.

Al participar en el Foro Los desafíos del siglo XXI, organizado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, advirtió que tras la recuperación la economía se desacelerará a tasas de entre 3 y 3.5 por ciento.

Hemos tenido una recuperación más fuerte de la que anticipábamos, pero en las condiciones actuales eventualmente la economía se desacelerará alrededor de entre 3 y 3.5% , vaticinó.

Werner, quien recientemente fue nombrado Director de Negocios Globales de BBVA-Bancomer, afirmó que estamos creciendo bien, pero de manera cíclica.

Por el momento, aseguró que con el monto de reservas internacionales y la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional se tiene la garantía de enfrentar un proceso ordenado de reversión de capitales. El país tiene esa red de confianza, las municiones para responder .

Además de que el sistema financiero goza de solidez, luego de haber pasado bien la prueba en la crisis reciente, pero falta avanzar en la agenda de reformas. Lamentó que la fiscal sea el tema de todos los años creando incertidumbre. Se necesita revisar el marco para hacerlo más eficiente y más estable.

Adicionalmente se debe establecer una subagenda sectorial para impulsar los sectores clave -agropecuario, energético y telecomunicaciones- que deberían ser favorecidos con este panorama.

LOS HIJOS Y LA ECONOMÍA

El diputado Óscar Levín dijo que frente a la confianza del gobierno, los legisladores mantienen la preocupación y reserva porque el mundo está atravesando por una etapa de incertidumbre, donde se buscan recetas, fórmulas y políticas que sienten las bases para un crecimiento sostenido.

[email protected]