Las medidas de alivio tributario para enfrentar la pandemia, implementadas en el primer año del Covid-19, tuvieron su correlato en los ingresos fiscales del país y su comparación con el mundo desarrollado.

Así lo muestra el informe "Revenue Statistics 2021", publicado esta mañana por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que da cuenta de que la recaudación de impuestos en Chile como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) se ubicó en 19.3% en 2020, una baja de 1.6 puntos porcentuales respecto al ejercicio previo.

De esta manera, se amplía la brecha del país respecto al mundo desarrollado, ya que el peso de los impuestos en la economía aumentó desde 33.4% a 33.5% del PIB promedio en la OCDE en el período. Así, se ubicó en el antepenúltimo lugar en el ranking, superando solo a Colombia (18.7% del PIB) y México (17.9 por ciento). Dinamarca, Francia y Bélgica lideran el conteo, con 46.5%, 45.4% y 43.1%, respectivamente.

El país anotó la segunda mayor caída de recaudación como proporción de su Producto, siendo superado solo por Irlanda (1.7 puntos) y ubicándose por sobre Noruega (1.3 unidades). Veinte de 36 países tuvieron aumentos de ingresos fiscales respecto al tamaño de su economía, con España y México a la cabeza con 1.9 y 1.6 puntos del PIB, respectivamente.

De todas maneras, hay que aclarar que el organismo internacional considera como ingresos fiscales las cotizaciones para la seguridad social, lo que altera los resultados dado que los aportes para la pensión en Chile se destinan a un sistema privado (AFP), mientras que en varios países desarrollados ingresan a sistemas de reparto estatales.

El año pasado, un 53.1% de los ingresos por impuestos se explicaron por el IVA u otros gravámenes al consumo, superando el promedio de la OCDE (32.6% del total). El 39.9% de proporción del impuesto al valor agregado es un récord entre las 38 naciones analizadas.

En contraposición, apenas un 7.2% de los tributos percibidos por el Estado provienen de las rentas personales, lejos del 23.5% promedio del bloque. A su vez, lo recolectado gracias a la tributación corporativa en Chile supera también la media de los países analizados: 23.4% versus 9.6%, respectivamente.

En sus Perspectivas económicas el organismo multilateral destaca que la economía nacional está "creciendo con fuerza", impulsada por el rápido avance del proceso de vacunación que califica como uno de los más rápidos del mundo, por los paquetes de estímulos fiscales y el impacto de corto plazo de los retiros desde las AFP en el consumo.

La nota sobre Chile pone el acento en que "hace falta una reforma que permita aumentar la recaudación de ingresos públicos para satisfacer las mayores necesidades de gasto social".