Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos (EU), advirtió que la economía de su país probablemente no alcanzará la tasa de crecimiento de 3%, pronosticada para este año, debido a los problemas de Boeing y por el brote del coronavirus.

En una entrevista con Fox Business Network, Mnuchin también dijo que el gobierno de EU estaba bajando “ligeramente” sus proyecciones económicas para el 2020, tan sólo dos días después de que el presidente Donald Trump elogiara los logros económicos “increíbles” en su discurso ante el Congreso .

Mnuchin atribuyó la mayor parte de la culpa a Boeing —el fabricante de aviones, cuyo avión insignia de corto alcance, el 737 Max, “no ha despegado”— a causa de los problemas de seguridad, luego de dos accidentes mortales.

“Creo que habríamos alcanzado 3%, pero, de nuevo, Boeing ha tenido un gran impacto en nuestras exportaciones. Creo que podrían ser 50 puntos base, no más”, mencionó. También dijo que el brote de coronavirus que envuelve a China podría ser un golpe para la economía estadounidense, aunque la magnitud del efecto negativo se aclarará en las próximas semanas.

“No hay duda de que el virus tendrá algún impacto en el crecimiento global y algún impacto en Estados Unidos. Pero, nuevamente, estamos muy enfocados en que el presidente entregue empleos y genere crecimiento salarial”, expresó el secretario.

Xi Jinping echa mano del sector financiero

Por su parte, el presidente de China, Xi Jinping, está reclutando al sector financiero, dominado por el Estado en una guerra contra el brote de coronavirus que, hasta el momento, ha cobrado la vida de más de 500 personas, movilizando a entidades financieras, operadores y gestores de fondos para inyectar recursos en las partes afectadas de la economía.

En respuesta al llamamiento de Pekín, los bancos se apresuran a ofrecer préstamos para combatir el virus a tasas ultrabajas, los bancos de inversión están ayudando a las empresas a emitir bonos más rápidamente, y los administradores de fondos de inversión se abstienen de vender acciones, para amortiguar el pánico en el mercado.

Wuhan DDMC Culture & Sports Co, una empresa de ocio de la ciudad, ganó la aprobación de la Bolsa de Valores de Shanghai para emitir bonos de hasta 600 millones de yuanes (86 millones de dólares), a través de un canal verde creado para las empresas afectadas por el virus, refirió el jueves.

Otras tres empresas, Zhuhai Huafa Group, Sichuan Kelun Pharmaceutical y China Nanshan Development Group, recaudaron esta semana 2,100 millones de yuanes (301 millones de dólares), mediante la emisión de bonos a través del mercado interbancario, para financiar los esfuerzos de la lucha contra el virus.

Los ingresos de la emisión de deuda, que obtuvo una aprobación más rápida de lo habitual por parte de los reguladores, financiarán programas de descubrimiento de fármacos y construcción de hospitales, señalaron las empresas.

Los reguladores también pidieron a los bancos que inyecten fondos baratos en las zonas afectadas por el virus y que no retiren los préstamos de las empresas que sufren el impacto. Sectores como el turismo, el transporte y el ocio son los más castigados.

El Banco de Suzhou, en la provincia oriental de Jiangsu, se comprometió a reducir los costos de financiamiento de cientos de pequeñas empresas y a reforzar los préstamos.

A empresas como las que se dedican a la producción de alimentos, logística y fabricantes de medicamentos antivirales, se les recortará la tasa de interés de los préstamos en 10 puntos base por debajo del punto de referencia de los préstamos, hasta situarla en 3.98 por ciento.