China tiene capacidad para "amortiguar el golpe" de Evergrande, el mayor promotor inmobiliario de China, que amenaza con quebrar, lo que hace temer por la economía china e incluso mundial, afirmó la economista jefe de la OCDE, Laurence Boone.

"Creemos que las autoridades chinas tienen la capacidad fiscal y monetaria para amortiguar el golpe", dijo Boone este martes en una conferencia de prensa sobre las previsiones económicas mundiales del organismo internacional para 2021 y 2022.

La compañía, el mayor promotor inmobiliario del país en facturación, tiene enormes deudas y podría quebrar.

Esta semana, algunos observadores empezaron a hablar de un posible "Lehman chino", en referencia al colapso del banco estadounidense en 2008 y la crisis que desencadenó en el sistema financiero mundial.

La OCDE calcula que una caída del 2% de la demanda china en dos años, lo que de momento no está previsto, podría reducir la actividad económica mundial en un 0.5 por ciento.

El sector inmobiliario es clave para la economía china. Representa alrededor de una cuarta parte de su PIB y fue fundamental en la recuperación económica tras la pandemia.

En cuanto al posible impacto de una quiebra de Evergrande en el ámbito financiero, la economista jefe de la OCDE aseguró que "la conexión entre los mercados financieros de China y los otros es menor que la que vemos en el mundo occidental".

"Así que el impacto sería relativamente limitado, salvo para algunas empresas", dijo Boone.