Caracas.- El presidente venezolano Hugo Chávez anunció el sábado la expropiación de un grupo de empresas productoras de hierro briqueteado, aluminio y de transporte de materias primas en una región minera, entre las que se incluye Materiales Siderúrgicos (Matesi), filial del grupo argentino Tenaris.

``Como no hemos podido llegar a un acuerdo amigable y razonable con sus propietarios entonces vamos a expropiar a Matesi, procedamos'', dijo el mandatario en un discurso televisado.

``No hubo forma de arreglarnos con ellos, ellos dicen que nos van a demandar, no sé dónde, en la corte celestial; que vayan , tendrán todo el derecho'', expresó.

``Nosotros no podemos seguir aquí jugando al gato y al ratón'', indicó Chávez, quien destacó que la empresa se encuentra paralizada desde mediados del año pasado, cuando se anunció la nacionalización de un grupo de productoras de hierro briqueteado, cerámicas y tubos para crear un nuevo complejo industrial estatal bajo control obrero.

``Vamos a expropiar, yo espero el decreto para expropiar y tomar el control de Matesi'', agregó.

Chávez también nombró al Complejo Siderúrgico de Guayana (Comsigua), cuyos accionistas son las firmas japonesas Marubeni Corp. y Sojitz Corp., la siderúrgica japonesa Kobe Steel Ltd. y la empresa mexicana Tubos de Acero de México SA, en la que Tenaris posee una participación minoritaria. Tenaris es a su vez controlado por el grupo argentino Techint.

El mandatario anunció también la expropiación definitiva de la empresa Orinoco Iron, de capital venezolana, entre otras.

Chávez además ordenó la estatización de la empresa Norpro de Venezuela C.A.,una filial de la firma estadounidense Norpro en asociación con el grupo francés Saint Gobain. Norpro se especializada en la producción de un compuesto de bauxita, almidón y agua usado para la perforación en el sector minero.

``Estatícese Norpro y pásese a manos de (la estatal) PDVSA (Petróleos de Venezuela)'', manifestó.

También anunció la estatización de las empresas de transporte de materia prima vinculadas con las empresas básicas del hierro y el aluminio y ubicadas al sureste de Caracas.

Sin dar detalles del número de empresas transportistas, Chávez argumentó que estos servicios generan ``elevados costos''

``Bueno, nacionalice el sector transporte de la materia prima (del sector siderúrgico), comiéncese el proceso de nacionalización'', ordenó.

Desde que Chávez llegó al poder hace más de una década, ha ordenado la nacionalización de las empresas más importantes en el sector acerero, petrolero y eléctrico, entre otros. Su gobierno también ha tomado control de decenas de negocios privados, incluyendo plantas procesadoras de café, ingenios azucareros y granjas ganaderas.

Los adversarios del mandatario argumentan que Chávez dirige este país de 28 millones de habitantes hacia un régimen comunista al estilo de Cuba, y que se muestra cada vez más autoritario.

Chávez lo niega, afirmando que apoya la democracia y la justicia social.

apr