La Comisión Europea (CE) aprobó la liquidación de los bancos irlandeses Anglo Irish Bank y Irish Nationwide Building Society (INBS), que recibieron un total de 34,700 millones de euros en ayudas públicas para hacer frente a graves dificultades financieras.

La salida del mercado de las dos entidades deberá compensar las distorsiones de competencia causadas por la enorme asistencia que han recibo del gobierno irlandés, explicó en un comunicado el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

Esta decisión nos permite a nosotros y al gobierno irlandés centrarnos en el futuro del sistema bancario irlandés , confió el comisario.

El desmantelamiento de los dos bancos se hará de manera progresiva durante un periodo de 10 años.

RDS