Los bancos que tengan exposición a operaciones con activos virtuales deberán considerarlos como de alto riesgo y así aplicar una adecuada gestión de riesgos, además tendrán que divulgar públicamente cualquier relación importante con este tipo de criptoactivos, indicó el c Bancaria de Basilea, el cual fija las normas mundiales para la regulación prudencial de las instituciones del sistema financiero.

El organismo publicó una declaración sobre los criptoactivos, en la cual señaló que si bien el mercado de éstos es pequeño respecto al sistema financiero global, y los bancos actualmente tienen exposiciones directas muy limitadas, el crecimiento de los exchanges de activos virtuales, así como nuevos productos financieros relacionados con ellos, podrían plantear problemas de estabilidad financiera y aumentar los riesgos que enfrentan los bancos.

“El comité considera que dichos activos no proporcionan de manera confiable las funciones estándar del dinero y no es seguro confiar en ellos como un medio de intercambio o almacenamiento de valor”, indicó el organismo en el documento.

Asimismo, argumentó que los activos virtuales, como el bitcoin, presentan un alto grado de volatilidad y una serie de riesgos para los bancos, como liquidez, de crédito, de mercado, operacional y, especialmente, de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo entre otros.

Lineamientos

Ante dicho contexto, el comité publicó una serie de lineamientos que los bancos expuestos a operaciones con activos virtuales adoptarían con el fin de acotar dichos riesgos.

En principio, los bancos, antes de adquirir posiciones de riesgo por criptoactivos, tendrán que realizar una debida diligencia, es decir, un análisis exhaustivo de los riesgos identificados por el comité, y tendrán que asegurarse de contar con la experiencia técnica adecuada para evaluar dichos riesgos.

Asimismo, con el fin de realizar una adecuada gestión de riesgos, los bancos deberán tener un marco de administración claro y sólido.

“Dado el anonimato y la supervisión regulatoria limitada de muchos criptoactivos, el marco de gestión de riesgos de éstos en un banco debe integrarse completamente en los procesos generales de gestión de riesgos, incluidos los relacionados con el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo”, explicó el comité.

El organismo, el cual se compone por 45 miembros entre bancos centrales y supervisores de 28 jurisdicciones, indicó que los bancos deben estar conscientes del alto riesgo que representan los activos virtuales o servicios derivados de éstos.

“Se espera que funcionarios (de los bancos) de alta gerencia participen en la supervisión del marco de evaluación de riesgos. La junta directiva y la alta gerencia deben recibir información oportuna y relevante relacionada con el perfil de riesgo de activos virtuales con los que se relaciona el banco”, indicó el comité.

Asimismo, como parte de estos lineamientos, los bancos deberán divulgar públicamente cualquier exposición importante con los activos virtuales, o servicios relacionados con ellos, como parte de la información que otorga a sus supervisores, y tendrán que especificar el tratamiento contable de dichas exposiciones.

“El banco debe informar a su autoridad de supervisión de la exposición o actividad real y planificada de los activos virtuales de manera oportuna y garantizar que ha evaluado completamente la permisibilidad de la actividad y los riesgos asociados con las exposiciones y servicios previstos”, añadió el comité.

El organismo aclaró que realiza un constante monitoreo de la evolución de los criptoactivos, incluidas las exposiciones directas e indirectas de los bancos con éstos.

Esta declaración se da días después de que el Banco de México (Banxico) haya emitido las reglas para la operación de activos virtuales en el país tanto para instituciones de tecnología financiera o de crédito —como los bancos— , y donde establece que el uso de éstos sólo podrá ser para operaciones internas de las entidades que obtengan un permiso del banco central para hacerlo.

Para Carlos Valderrama, socio del despacho especializado en temas de fintech y blockchain Legal Paradox, esta postura del comité de Basilea va en el sentido de generar una correcta gestión de riesgos de los bancos que operen con activos virtuales y no de prohibir dicha actividad.

“Basilea está asumiendo lo que va a pasar (operar activos virtuales) y no está restringiendo su operación. Con base en ello se emiten criterios prudenciales como en el resto del sistema financiero para cuidar la transaccionalidad”, comentó Valderrama.

Esto, añadió el especialista, va en el sentido de lo que la industria le pide al Banxico, es decir, que éste establezca reglas para una gestión adecuada de riesgos a la operación de activos virtuales y no que se limite su uso sólo a operaciones internas de las instituciones tal y como lo estableció hace algunos días.

Se estima que en el mercado hay 2,526 criptomonedas y algunos bancos, como J.P. Morgan Chase, ya planean el uso de éstas para facilitar su operación, en especial para el tema de transacciones internacionales.

El especialista de Legal Paradox indicó que la visión que tienen tanto el Banxico como el comité de Basilea respecto a los riesgos de los activos virtuales en algunos casos es errónea pues ya hay mecanismos innovadores para acotar dichos riesgos.

fernando.gutierre[email protected]