El Banco de México (Banxico) y el Banco de Noruega romperán la ola de recortes en las tasas que han aplicado 12 bancos centrales desde junio, al dejar sin cambio el premio que pagan a los inversionistas anticipan estrategas de J.P. Morgan. Esto, durante sus reuniones monetarias que tienen programadas para este jueves.

En su Observatorio Mundial de Bancos Centrales, consignan que la Junta de Gobierno del Banxico mantendrá la tasa en 8.25%, pero acotan que la tendencia del comunicado reforzará la intención de reducir la presión monetaria.

“Pese a que no esperamos un recorte en las tasas por ahora, es probable que se presente una decisión dividida donde se destaque la posición dovish. Desde la reunión monetaria anterior, en junio, el crecimiento permanece debilitado, y a este escenario se suma el recorte de tasas de la Fed”, refirieron.

Además, sostuvieron que tras conocerse el dato de inflación, que confirma su tendencia debajo de 4%, “las palomas podrían convencer a los demás miembros, e ir ganando la batalla para iniciar un ciclo para reducir la tasa”. Prevén que será hasta marzo del año próximo, cuando la Junta de Gobierno recortará la tasa de fondeo interbancario.

Los estrategas de J.P. Morgan, advirtieron que se presentará una discusión importante en la reunión del Banxico del jueves, pues anticipan que los miembros que buscan un recorte de tasas presentarán fuertes argumentos para iniciar el ciclo de bajas.

No obstante, consideran que habrá miembros que se mantendrán a favor de mantener sin cambio la tasa ante la resistencia de la inflación subyacente y la renovada preocupación que está reflejando el peso frente al dólar.

La expectativa que mantienen para lasa tasas de Noruega es que también se mantendrá sin cambio en 1.25%, pues consideran que la economía de aquél país está desempeñándose bastante bien, pese al contexto de incertidumbre que prevalece por la tensión comercial.

Capitales atraídos por México

Aparte, en un análisis Bank of America Merrill Lynch (BofA) advirtió que si se mantiene la tasa de México sin cambio, en 8.25%, seguirá favoreciéndose la fortaleza del tipo de cambio.

México se mantiene pagando el tercer premio más alto ofrecido por los mercados emergentes, de 8.25%, sólo detrás del que otorga Turquía (19.75%) y Argentina, que aumentó el rédito a 74 por ciento.

Sin embargo, observaron que con este comportamiento del tipo de cambio, favorecido por la tasa, “está generando una falsa impresión de que algunas políticas ejecutadas por la nueva administración no son perjudiciales para la economía y, por tanto, posponen una corrección de rumbo necesaria”.

Admitieron que, pese a pagar uno de los premios más altos entre los emergentes, los inversionistas están deshaciendo posiciones en títulos mexicanos, pero aseguran que ha sido en una magnitud “relativamente limitada y de muy corta duración”.

Destacaron que como mantiene la señal de responder a los choques, ha entrado en un juego de “estira y afloja” favorable al tipo de cambio, pero contra la evidencia del daño que sí están haciendo las políticas ejecutadas por la actual administración.

“Hasta ahora, Banxico parece estar tirando más fuerte, haciendo que el tipo de cambio real se aleje lentamente de su tendencia a la baja de largo plazo (...) el problema de este juego de estira y afloja es que un peso fuerte da una falsa impresión de que las políticas públicas no son perjudiciales”, concluyeron.

[email protected]