Será pertinente que los bancos centrales se encuentren preparados para “tomar acciones decisivas que les permitan mantener la estabilidad de precios”, advirtió el Comité Financiero y Monetario del Fondo Monetario Internacional (IMFC, por su sigla en inglés) que es el principal órgano asesor del FMI.

En un comunicado, emitido en el marco de las Reuniones Anuales, argumentaron que “los choques que impulsaron la inflación mundial parecen menos transitorios de lo esperado anteriormente”.

En consecuencia sugirieron una comunicación clara de la orientación de las políticas monetarias como una medida que puede contribuir a limitar los efectos secundarios negativos transfronterizos.

Cadenas de suministro

En conferencia de prensa aparte, donde participaron la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva y la presidenta del IMFC, la ministra de finanzas de Suecia, Magdalena Andersson, explicaron que se está trabajando para impulsar un cambio en las interrupciones de las cadenas de suministro que originan parte de la presión mundial de los precios.

Georgieva subrayó que se discutieron a profundidad las razones de la disrupción de suministro de insumos, y que hay un problema fundamental que lo está alimentando, y es que la reactivación de algunas economías está empujando más fuerte la demanda de las que generan los insumos y por donde se transportan.

Es aquí donde también es vital el llamado a promover la vacunación universal, para tratar de emparejar la recuperación económica en los países más pobres y vulnerables. Porque ya estamos viendo que su participación en las cadenas de suministro también es necesaria.

Georgieva expuso que tanto la gestión de la deuda, como la presión en la inflación y el cambio climático, necesitan una acción crítica y coordinada de todos los países.

La presidenta del IMFC dijo que como el periodo de reapertura económica tras el cierre por la pandemia ha sido muy corto, y hay una recuperación desigual entre economías, “tiene cierta lógica que existan cuellos de botella en las cadenas de suministro.

“El lado positivo es que esto señala que la economía está recuperándose. Claro necesitamos iniciativas para trabajar mejor y hacer más cortas estas interrupciones. Pero no podemos perder de vista que es también una señal de reactivación comercial”.

Los DEG

El IMFC respaldó el avance para la creación de un fondo fiduciario que permita la reasignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) hacia los países que más lo necesitan.

Explicaron que apoyan la creación de un Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad que otorgue financiamiento de largo plazo para que los países lleven a cabo reformas esenciales macroeconómicas que reduzcan los riesgos para la estabilidad futura de la Balanza de Pagos. Y una parte de los recursos que tendrá, provendrían de la canalización de DEG.

Los DEG son activos de reserva internacional creados en el FMI para realizar transacciones financieras entre los países miembros; su valor es equivalente al que tienen en conjunto las divisas más operadas en el mundo, que son el dólar de Estados Unidos, el euro; el yen japonés; la libra esterlina y el yuan chino.

Apenas en agosto, el FMI realizó la mayor distribución de activos de reserva aprobada por la Junta de Gobernadores, cuyo valor es equivalente a 650,000 millones de dólares.

“Autoridades monetarias tendrán que tomar medidas más drásticas”

El llamado que están haciendo los miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que los bancos centrales se encuentren preparados para “tomar acciones decisivas que les permitan mantener la estabilidad de precios” es un cambio en las reglas del juego que por varios meses tuvieron las autoridades monetarias de economías avanzadas principalmente.

Así es como lo leyeron analistas del banco de inversión BNP Paribas y la consultoria económica Rankia.

“Es un cambio de reglas del juego porque ahora los bancos centrales, sobre todo de economías avanzadas, tienen que estar alerta y no ser tolerantes con la inflación. Hay un reconocimiento explícito de que el aumento de precios puede ser más persistente”, observó la economista para México en BNP Paribas, Pamela Díaz Loubet.

Por mucho tiempo han mantenido el discurso de que son choques temporales que provenían de desbalances de oferta y demanda que se desharían al tener más consistencia la recuperación económica, sostuvo.

Al parecer, la trayectoria y duración de estas presiones se torna ahora más preocupante, matizó.

Aparte, el economista en jefe de Rankia Latinoamérica, Humberto Calzada Díaz, consideró  que el llamado del IMFC deja entrever que se requieren medidas más drásticas para contrarrestar la inflación, aunque impongan algún tipo de sacrificio en la recuperación económica.

“El riesgo es que la inflación se salga de control y tengan que hacer un movimiento agresivo en las tasas de interés y en las recompras de bonos, lo que tendría implicaciones en los mercados financieros y cambiarios”, particularmente relevante en la Reserva Federal de Estados Unidos.

Emergentes se adelantaron

Los economistas de BNP Paribas y Rankia coinciden en que el llamado de los países miembros del FMI es más para las economías avanzadas, pues las emergentes comenzaron de tiempo atrás a normalizar las tasas por el traspaso de expectativas que detectaron con anterioridad.

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, explicó apenas en julio pasado que los bancos centrales de mercados emergentes tienen menos espacio en el manejo de las políticas para tolerar la inflación.

Y en el contexto de economías avanzadas que mantendrán los estímulos para fortalecer su recuperación, los emergentes deben ser particularmente cautelosos, advirtió.

ymorales@eleconomista.com.mx