El Banco de México registró la mayor acumulación de activos internacionales en un lustro, impulsada por la venta de dólares de Pemex al instituto central, conforme marca la ley y por efecto de la valuación de activos.

Información del banco central detalla que entre el 31 de diciembre del 2019 y el 18 de septiembre de este año, su acervo de liquidez en dólares se incrementó en 12,919 millones de dólares.

Así, los activos internacionales del Banco de México que garantizan liquidez en dólares sumaban 193,796 millones de dólares al 18 de septiembre. Se trata del mayor escudo antichoques externos que ha conformado el banco central desde abril y junio del 2015, cuando fluctuaron entre 193,304 millones de dólares y 193,901 millones, saldo que se encuentra cerca del histórico alcanzado en enero de 2015, de 196,010 millones de dólares.

Esta velocidad de acumulación de activos para un lapso de nueve meses, sólo se presentó en el 2014, cuando la reserva internacional de Banco de México aumentó 14,283 millones de dólares, resultado de un programa exprofeso de acumulación de activos.

La información del Banco de México contenida en su estado de cuenta semanal, evidencia que el origen del actual acervo en dólares es resultado de las ventas de divisa estadounidense que ha realizado el gobierno federal al instituto central, conforme lo marca la ley, que en lo que va del año suma 6,832 millones de dólares.

De acuerdo con el economista para México y Colombia de BNP Paribás, Joel Virgen, el fortalecimiento de las reservas internacionales del país es una señal positiva en el contexto de incertidumbre que se vive pro la pandemia.

El factor Pemex

De acuerdo con el estado de cuenta Petróleos Mexicanos también ha contribuido pues en lo que va del año ha realizado operaciones de venta de divisas al Banco de México por 4,379 millones de dólares y la entrada de 5,527 millones de dólares atribuidos a las operaciones netas en divisas efectuadas por entidades con el Banxico.

Pemex ha estado vendiendo algunas posiciones en dólares para enfrentar sus necesidades de liquidez en pesos y acuden a Banco de México a vender sus divisas, consigna el reporte.

En el mismo estado de cuenta, el banco central informó de un nuevo aumento en la demanda de billetes y monedas por 4,187 millones de pesos en la semana del 11 al 18 de septiembre, que llevaron a la base monetaria a un saldo de un billón, 918, 219,376 millones de pesos.

Esta cifra significó una variación anual de 22.7%, con la que se completan 26 semanas consecutivas de variaciones anuales de doble dígito que concuerdan con el inicio del distanciamiento social por la pandemia.

ymorales@eleconomista.com.mx