Un salto en las expectativas de crecimiento para este año en Chile arrojó como resultado la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central, en la que las proyecciones de los economistas aumentaron desde el 5.3% previo al 6 por ciento.

Con ello, tras cinco meses consecutivas de ajustes al alza, finalmente se alinearon con el escenario base del último Informe de Política Monetaria (IPoM), que estima un rango de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB) de entre 6%-7% para este año.

En su argumentación, el banco resalta que el inicio del año fue mejor de lo esperado, en línea con lo señalado en el comunicado de la Reunión de Política Monetaria (RPM) de ayer. Aquello estaría impulsado por el rápido proceso de vacunación y las ayudas estatales, tanto por el lado del Fisco como de la misma autoridad monetaria.

"La economía chilena avanzó en su proceso de recuperación tras el fuerte shock provocado por la pandemia. El 2020 culminó con un dinamismo mayor al anticipado, denotando una mejor adaptación de empresas y hogares y el apoyo de un sustancial impulso monetario y fiscal", enfatizó la entidad.

Así, continuó, aunque en lo inmediato se anticipa un retroceso de la actividad local por el endurecimiento de las medidas sanitarias, "las perspectivas para el 2021 se afianzaron, apoyadas, además, por el sostenido avance del proceso de vacunación, el mayor impulso externo y la continuidad de políticas expansivas".

Para el PIB No Minero el alza también sería de 0.7 puntos porcentuales respecto a la consulta de marzo, ubicándose en 6.2% para 2021. En el consumo de hogares la corrección fue mayor al pasar desde un crecimiento de 6% a un 7 por ciento. Eso sí para 2022 a esta variable le restó dos décimas respecto al sondeo previo y estiman que crecerá 3.3 por ciento.

Una lógica similar da cuenta el informe para la inversión, en donde para la formación bruta de capital fijo (FBCF) elevaron en 0.1 punto porcentual la estimación, con lo que se ubica en 7.5%, mientras que para el próximo año le quitaron 0.5 puntos con lo que proyectan un incremento de 4.5 por ciento.

En tanto, para el desempeño de la economía en 2022, la encuesta arroja como resultado una mantención del pronóstico de 3.5%, lo mismo que para 2023 con un 3 por ciento. En lo inmediato, para el Índice de Actividad Económica Mensual (Imacec) de marzo los consultados por el Central apuntan a un incremento de 1.6% en doce meses, su primer avance anual desde noviembre. En tanto que para el indicador No Minero el alza sería de 1.9 por ciento.

Para la inflación de abril estiman que los precios subirán 0.3% en el mes, mientras que a fin de año espera que se ubique en 3.2 por ciento.