“Bajar el switch” puede sonar violento, sin embargo es una herramienta que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aplicará a las plataformas digitales para que se registren en su lista de contribuyentes, mencionó Pilar López Carasa, socia líder de Servicios Legales y Solución de Controversias Fiscales de la consultoría PwC.

“Esta medida es realmente para que las empresas se vengan a dar de alta al SAT, además fue para que las empresas estuvieran de acuerdo con hacer esta retención de impuestos”, explicó.

Remarcó que sin esta acción hubiera sido muy difícil para el SAT ampliar la recaudación en el territorio mexicano.

“La medida puede sonar agresiva, inclusive puede sonar a que viola principios de libertad en cuanto a temas de comunicación porque no te están dando acceso a Internet”, comentó.

Sin embargo, la autoridad fiscal debe de ser muy cuidadosa en la manera en que se aplique la medida y se deben evaluar los impactos porque al detener a ciertas aplicaciones tecnológicas el uso del espectro radioeléctrico puede tener impacto para terceros que utilicen las plataformas digitales.

Explicó que algunas de estas plataformas no necesariamente estarán incumpliendo, por lo cual en su momento se tendrá que ver cómo se lleva a cabo el corte de servicio de Internet y de qué manera se da la afectación a terceros.

En las modificaciones a la Miscelánea Fiscal del siguiente año se contempla cancelar el uso del espectro radioeléctrico a aquellas empresas tecnológicas que no estén al corriente  en el pago de sus impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria.

“A través de esta modificación lo que se busca es lograr captar una mayor recaudación derivado de estas actividades que se llevan a cabo a través de las plataformas tecnológicas, que dada la naturaleza de las mismas se volvía un proceso muy complicado de fiscalizar”, dijo en entrevista.

La tasa de retención del ISR será fija

En los cambios fiscales para el 2021, la tasa de retención del Impuesto sobre la Renta para las apps que prestan servicios de transporte terrestre de pasajeros, de entrega de bienes o comida, como Uber, DiDi, Rappi o similares, la tasa fija será de 2.1 por ciento.

En ese sentido, para los que generan ingresos a través de plataformas de hospedaje, como Airbnb, la retención será a 4%, además, para aquellos que enajenan bienes y prestan servicios a través de empresas como Mercado Libre, Amazon, Ebay, la tasa pasa a 1 por ciento.

“Establecerlo a través de estas tasas fijas señalando obligaciones es tener la posibilidad de incrementar justamente su recaudación y el hecho de establecer este tipo de tasas busca que  su pago sea de una forma mucho más accesible y que no se desincentive el uso de las plataformas”, comentó la especialista de PwC.

Para López Carasa, esto no es una afectación para las empresas mencionadas, más bien  ayudará a la recaudación y al mismo tiempo que éstas sigan como una plataforma de negocios.

“Creo que el tema relevante para las empresas, sobre todo, en materia de negocios es la certidumbre, creo que es así como se genera, y las empresas pueden seguir trabajando en México”, aseveró.

La especialista de PwC recordó que no se trata de un nuevo impuesto, sino lo que se creó fueron mecanismos para recaudar lo ya existente.

“No es algo que esté estableciendo un gravamen distinto o especial para estas empresas, sino lo que se busca es que las transacciones a través de estas plataformas puedan ser sujetas a la fiscalización”, finalizó.

valores@eleconomista.mx