El Banco Central Europeo mantuvo su principal tasa de interés en un 1.0% el miércoles, como se esperaba, dado que la persistente alta inflación contrarrestó la presión por responder ante la débil recuperación económica de la zona euro.

El BCE dijo que la tasa de interés de su facilidad de depósito se mantendrá en un 0.25%, y la tasa de facilidad de préstamo marginal permanecerá en un 1.75 por ciento.

El presidente del BCE, Mario Draghi, explicará la decisión del Consejo de Gobierno del banco a las 1230 GMT en rueda de prensa.

Los mercados están a la espera de pistas sobre cuánto tiempo planea el BCE mantener su postura de esperar y ver sobre las tasas de interés.

También esperan saber si el banco central ha comenzado a discutir la salida de sus medidas extraordinarias de estímulo, que incluyen una inyección de 1 billón de euros de efectivo a los mercados monetarios en préstamos a tres años.

RDS