Durante el 2011 los precios de las viviendas tuvieron un incremento promedio de 5% con respecto al 2010, informó la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

Los estados donde se presentó la variación más alta en el costo de las casas fueron Tabasco, donde el precio de un inmueble creció 8.1%; San Luis Potosí, 7.3%, e Hidalgo, con 7.2 por ciento.

Por su parte, las entidades que registraron el porcentaje más bajo de aumento de precios son Guerrero, 2.3%; Sinaloa, 3.0%, y Quintana Roo, 3.1 por ciento.

De acuerdo con las operaciones realizadas en el mercado de vivienda con crédito hipotecario garantizado al cierre del 2011, el precio medio nacional fue poco más de 502,000 pesos corrientes correspondientes a viviendas de tipo económico.

Sin embargo, la mitad de las transacciones inmobiliarias se realizaron por 355,000 pesos y el precio más frecuente fue de 265,000 pesos.

A través de un comunicado de prensa la SHF destacó que el incremento de precios se derivó de factores como el aumento en el número de operaciones de vivienda media, de casas solas y en condominio.

De acuerdo con datos del INEGI, durante el año pasado, 43.9% de las casas se vendió en estados con escenarios medios en educación, empleo, parque habitacional y salud así como de infraestructura urbana, mientras que 25.8% se adquirió en ciudades de nivel bajo y 30.3% en entidades de mayor desarrollo.

Jorge Castañares Moreno, coordinador académico de los programas de bienes raíces del ITAM, expresó que el aumento de precio tiene que ver con incrementos inflacionarios, costo de materiales y de mano de obra.

Por otro lado, agregó que el factor de inseguridad en el país provoca escasez de mano de obra, por ejemplo, en las entidades con alto índice de inseguridad pocas personas desean emigrar a trabajar en el sector de la construcción, lo que ocasiona que la oferta de trabajo y el costo de ésta aumenten.

[email protected]