La depreciación del peso argentino amainó el martes merced a la intervención del banco central en los mercados y una voluminosa emisión de bonos en moneda local que aflojó la demanda de divisas.

El banco central, además, logró la total renovación de letras (Lebac) en moneda nacional que vencían por un monto equivalente a la mitad de sus reservas: 616,000 millones de pesos (25,644 millones de dólares); 100% de los tenedores de esas letras las renovaron a tasas de 40% anual, informó la autoridad monetaria en un comunicado.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, informó a la prensa que Argentina colocó “sendos bonos en pesos a tasa fija, uno a cinco años con 20% de interés y otro a ocho años con 19 por ciento. El monto global fue de 73,000 millones de pesos (casi 3,000 millones de dólares)”. La medida absorbió una masa de pesos que, por lo tanto, no se dirigió a la compra de dólares, y el mercado cambiario se alivió, según analistas financieros.

En las pizarras, el peso ganó 3.61%, con un tipo de cambio de 24.63 por dólar. En el mes, la moneda argentina se ha depreciado 12.63. Desde el inicio de la corrida cambiaria hace varias semanas, el banco central sacrificó más de 10,000 millones de dólares de sus reservas que el martes quedaron en 52,724 millones de dólares. A la vez, el gobierno negocia un crédito con el Fondo Monetario Internacional.

Nervios calmados

A 17 años de la mayor crisis económica y social de Argentina, el presidente Mauricio Macri reconoció “que estos días despertaron angustia y preocupación en los argentinos de que situaciones como las que vivimos puedan generar una crisis mayor, como ya hemos tenido en el pasado. Lo entiendo, pero estamos lejos de eso. No hay una situación comparable a otras crisis”, afirmó Macri.

Al cierre de la jornada, la pulseada entre el mercado y el banco central parecía haberla ganado la autoridad monetaria. Sin embargo “es prematuro aventurarse, hay que esperar varios días para saber si la corrida ha cesado”, dijo a la AFP Eduardo Blasco, analista financiero de Maxinver. “Hay algunas señales de que los nervios principales están más calmados en los grandes operadores”, sostuvo Blasco, pero “la angustia sigue en los pequeños ahorristas que compran aunque el dólar esté subiendo”. Tanto el lunes como este martes, el banco central ofreció intervenir fuerte. Entre lunes y martes, vendió 1,400 millones de dólares, tras ofrecer 5,000 millones a un tipo de cambio de 25 pesos por dólar.

“Es parte del ejercicio, hay que poner un tipo de cambio que el mercado no considere atrasado y se evite así el traslado masivo al dólar”, dijo a la AFP Ramiro Castiñeira, analista de Econométrica.

“El FMI ha apoyado este programa económico. Obviamente sí va a haber una demanda, pero no sólo del Fondo Monetario, también de los mercados. Esa es una responsabilidad de los argentinos”, señaló Marcos Peña, jefe del Gabinete.

Macri tuvo estos días reuniones de emergencia con cámaras empresarias, gobernadores opositores y referentes políticos en busca de respaldo.

Se dispara el dólar en Uruguay

Es improbable que la agitación en los mercados financieros de Argentina se propague al resto de Latinoamérica, excepto posiblemente a Uruguay, opinó un analista de la agencia calificadora Moody’s.

Un contexto económico débil, el nerviosismo con respecto a la devaluación y la preocupación por la cosecha de soya azotada por la sequía en Argentina están presionando al peso, que esta semana cayó a un mínimo histórico frente al dólar. “Es difícil ver un contagio de la agitación de Argentina en América latina”, dijo Mauro Leos, jefe de riesgo soberano de la agencia para América Latina y el Caribe, en una conferencia en Londres, agregando la posible excepción en Uruguay.

En Uruguay, la moneda estadounidense también trae una tendencia al alza aunque sin la virulencia del vecino. “Del alza del dólar en Uruguay, 80% es por temas globales y 20% por Argentina”, dijo el presidente del banco central, Mario Bergara, y agregó que el nivel actual de la moneda estadounidense en el país “no nos incomoda”, según publicó el diario uruguayo El País.

El dólar interbancario aumentó el lunes 1.12% y cotizó en promedio 30.559 pesos uruguayos. Así alcanzó el mayor valor desde el 6 de julio del 2016, cuando cotizó en 30.615 pesos. En Uruguay, acumula un aumento de 6.24% en lo que va del año. (El Cronista/Argentina)