Las aportaciones para la subcuenta de vivienda, ahorro que permite a los trabajadores que cotizan al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al ISSSTE obtener un crédito para una casa, decrecieron durante los primeros siete meses del 2012.

De acuerdo con las estadísticas de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar), en lo que va del año, las contribuciones patronales para el rubro de vivienda llegaron a 33,259 millones de pesos, cantidad 15% inferior que la reportada de enero a julio del 2011 cuando llegó a 38,312 millones de pesos.

La caída en las aportaciones se presentó en los trabajadores afiliados al IMS, dinero que se registra en las afores, pero lo administra el Infonavit, mientras que por parte de los inscritos al ISSSTE (Fovissste), las contribuciones crecieron 21 por ciento. Pese a lo anterior, el dinero que los trabajadores acumulan en la subcuenta de vivienda está en aumento, actualmente, la cifra acumulada de ahorro es de 710,636 millones de pesos.

Los recursos para la adquisición de un crédito para una casa son 7.9% mayores que los reportados en julio del 2011, cuando la cifra era de 654,871 millones de pesos, dea cuerdo con cifras del órgano regulador de las afores.