El Senado de la República avaló por unanimidad la designación de Alberto Torres García como jefe de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Con 80 votos en favor fue designado y enseguida rindió protesta. El senador del grupo parlamentario del PRD, Mario Delgado, advirtió que entre las nuevas facultades de Torres García se encuentra revisar la deuda subnacional ante nuevas reglas constitucionales y en espera de que salga del Congreso de la Unión la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas.

El ex secretario de Finanzas del Distrito Federal reconoció el perfil del funcionario que se ha desempeñado en los últimos años como director general de Investigación Económica del Banco de México.

No obstante destacó que el problema no es la persona ni la propia Unidad de Crédito Público, sino la política económica del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Cuando tenemos mayor deuda sin crecimiento, no hay forma de ocultarlo, se debilita la estructura de las finanzas públicas, se debilita la posición de nuestro país frente a cambios adversos en el exterior , añadió.

La vicecoordinadora del PRD, Dolores Padierna, afirmó que los resultados de la gestión de la Unidad han dejado mucho que desear y refirió que la deuda pública ha crecido de manera desproporcionada, pues en diciembre del 2012 se ubicaba en 5.3 billones de pesos y en octubre del 2015 fue de 7.8 billones de pesos, 43% del Producto Interno Bruto (PIB). Los legisladores de izquierda fueron los únicos que fijaron postura en tribuna.

Cabe destacar que durante su comparecencia ante los integrantes de la Comisión de Hacienda del Senado, Torres García dijo que la política de deuda pública será un elemento clave en la fortaleza del marco macroeconómico del país.

Pero esto en la medida en que cumpla con tres objetivos: cubra las necesidades del financiamiento del gobierno federal con bajos costos, a largo plazo, con un bajo nivel de riesgo y considerando posibles escenarios extremos; preserve la diversidad al crédito en diferentes mercados y promueva el desarrollo de mercados líquidos y profundos que faciliten el financiamiento a agentes económicos públicos y privados.

[email protected]