Durante septiembre del 2019 el nivel de actividad económica de la industria mexicana sumó un mes más a la racha negativa que sigue. Especialmente por el bajo dinamismo en las industrias de la construcción y la minería. 

En el noveno mes del año la actividad industrial registró una caída de 2.0% en comparación anual. Con este resultado se ligaron 12 meses consecutivos en territorio negativo, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía)

En su comparación inmediata el nivel de actividad industrial no presentó modificaciones de agosto a septiembre. El Indicador de Actividad Industrial se mantuvo en 103.3 puntos. 

La actividad en la industria constructora cayó 7.3% en relación anual, ligando ocho contracciones al hilo. La rama más afectada es la de los trabajos especializados para la construcción que presentó una caída de 14.1% a tasa anual.

Por su parte las obras de edificación, que incluyen la construcción de casas, hospitales, centros comerciales o edificios industriales, cayeron 6.4 por ciento. Las obras de ingeniería civil también presentaron bajo dinamismo, su actividad se contrajo 3.7 por ciento.

La industria minera también presionó negativamente el nivel de actividad industrial en México. En septiembre del 2019 la actividad minera cayó 3.0% en relación con el mismo mes del año previo. 

Dentro de la minería el subsector más afectado es la industria de extracción de petróleo y gas que cayó 5.2% a tasa anual. La minería de otros minerales metálicos y no metálicos registró una caída de 0.5% y los servicios relacionados con la minería avanzaron 13.7 por ciento.

En contraparte, las industrias manufactureras y de generación y transmisión eléctrica dieron aire a la actividad industrial general. A escala nacional la actividad dentro de las industrias manufactureras incrementó 0.1% en comparación anual, mientras que las industrias relacionadas con la energía eléctrica registraron un crecimiento de 3.2 por ciento.