Durante el penúltimo mes del 2020 la actividad económica de México registró un repunte de 0.9%, impulsada principalmente por las actividades secundarias y terciarias. 

El Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) reflejó que, aún con el avance mostrado, el nivel de actividad todavía se mantiene por debajo de los niveles prepandémicos. 

En su comparación anual, la economía mexicana se ubicó en terreno negativo, con una contracción de 3.5 por ciento.

Con este resultado, la actividad económica ligó seis meses siguiendo una tendencia de recuperación; analistas prevén un cambio de tendencia al cierre del 2020 por el nuevo confinamiento y la paralización de algunos sectores productivos. 

A partir de la llegada de la Covid-19 a México, el único sector que se mantuvo en crecimiento fue el de las actividades agrícolas, la ganadería y la explotación forestal. 

Por su parte, en el proceso de reactivación la industria fue el sector que recuperó de manera importante gran parte de sus operaciones.

El comercio y los servicios, concentraron a los sectores con la menor y más lenta recuperación; en su mayoría por su condición de actividades no esenciales o de alto riesgo sanitario. 

Al corte de noviembre del 2020 las actividades primarias avanzaron 0.2% y se mantienen por niveles más altos a los registrados antes de la pandemia. 

Por su parte, aunque todavía no logra alcanzar niveles prepandemia, las actividades secundarias y terciarias repuntaron 1.1% respecto del mes previo. 

Las organizaciones internacionales y analistas prevén una caída de entre 8 y 10% para la economía mexicana al cierre del 2020.