Margarita Ríos-Farjat será la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en el gobierno, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En rueda de prensa informó que la originaria de Monterrey, Nuevo León, será quien reemplace a Osvaldo Santín al frente del órgano recaudador, por lo que ahora la regiomontana será la encargada de supervisar que los mexicanos contribuyan al gasto público.

“Margarita es abogada muy prestigiada, honesta. Es de Nuevo León y siempre fue considerada para este cargo”, confirmó López Obrador.

Margarita Ríos-Farjat se convierte así en la segunda mujer que está al frente del SAT en sus 21 años de existencia. La primera fue Alma Rosa Moreno Razo, en 1999.

Además de ser abogada, Ríos-Farjat también es ensayista, poeta y editorialista en el periódico El Norte. Cuenta con una maestría en Derecho Fiscal y un doctorado en Derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“(La designación) es muy importante porque tiene que ver con los ingresos del gobierno. No podríamos financiar el desarrollo del país sin contar con los ingresos”, abundó López Obrador.

“Traje a la medida”

El nombre de la también poeta se escuchaba para ocupar el cargo desde meses atrás. Incluso, hubo críticas a la reforma al artículo 13 de ley del SAT —que entró en vigor este miércoles— el cual tiene que ver con los requisitos para ser jefe del fisco.

Dicha reforma eliminó el requisito de “haber desempeñado cargos de alto nivel decisorio, cuyo ejercicio requiera conocimientos y experiencia en las materias fiscal y aduanera”.

Ríos-Farjat no ha desempeñado ningún cargo público, por lo que algunos diputados y expertos en el tema acusaron que las modificaciones a la ley fueron para “hacerle un traje a la medida”.

López, también en el SAT

López Obrador también anunció que la tabasqueña Rosalinda López —otro de los nombres que sonó meses atrás para encabezar el SAT— se unirá al equipo de Ríos-Farjat, aunque no aclaró en qué cargo. Los rumores indican que ella será la administradora general de la Auditoría Fiscal Federal del órgano recaudador.

“Rosalinda es extraordinaria como servidora pública, profesional. Ella es contadora y va a ayudar también en el SAT, sólo que la directora (jefa) va a ser Margarita Ríos-Farjat”, indicó el mandatario.

Hace algunos días trascendió  que el equipo del nuevo gobierno acudió a las oficinas del SAT para reunirse con el equipo saliente. La reunión habría servido, además de hablar de los temas principales del SAT, para pedir las renuncias de los administradores centrales y desconcentrados del fisco, a petición del nuevo presidente. Hasta el momento, el fisco no ha anunciado  ninguna renuncia.

Refrenda compromiso

Por otro lado, el presidente llamó a los ciudadanos a cumplir con el pago de sus contribuciones. “Estoy seguro de que los contribuyentes van a ayudar actuando de manera responsable pagando sus contribuciones, no impuestos, porque esas contribuciones se van a manejar con honestidad”.

El mandatario refrendó que el próximo año no se contempla aumento de impuestos ni la creación de nuevos como parte del Paquete Económico para el 2019:

“No va a haber aumentos de impuestos, en términos reales; ni impuestos nuevos. Y hay propuestas y todas esas propuestas se han desechado. Los contribuyentes pueden estar seguros de que no va a haber aumentos de impuestos en términos reales, porque ese fue nuestro compromiso; ni impuestos nuevos”, insistió.

Ley de confianza ciudadana

Destacó que desde el SAT se impulsará un plan para simplificar los trámites fiscales y recordó que el Congreso ya analiza una iniciativa para crear la Ley de Confianza y Responsabilidad Ciudadana, con la que su gobierno busca evitar las supervisiones en los pequeños negocios, y establecer un mecanismo de auditorías aleatorias.

“Vamos a dar muchas facilidades pero, sobre todo, para simplificar trámites. Ya está en el Congreso, una ley de confianza ciudadana. Todos los dueños de establecimientos comerciales, de pequeñas empresas, de talleres, ya no van a padecer de supervisión, ya no va a haber inspectores de vía pública. Esto es muy importante (...) no habrá inspección de la Secretaría de Salud, de la Secretaría del Medio de Ambiente, de la Secretaría de Economía. Se suspende”, indicó.

Añadió que con esta ley, que confía en que se apruebe, se le otorgará la confianza al contribuyente, el cual se podrá inscribir a un padrón y, bajo protesta, dirá la verdad. “Van a manifestar que van a cumplir la ley, que van a cumplir con los reglamentos, y sólo con esa manifestación va a ser suficiente”.

Cuando se tenga el padrón, agregó, se llevará a cabo un sorteo para ser auditado. “Si el causante demuestra que cumplió, va a tener un reconocimiento como buen ciudadano, el cual va a firmar el presidente”.

“Para llevar a cabo esa supervisión nos vamos a hacer acompañar de las cámaras empresariales, cámaras de la industria, cámara de comercio, para llevar a cabo la supervisión. Si mintió, si no cumplió con la ley, con los reglamentos, va a ser supervisado permanentemente, como es ahora. Él ya no va a tener el beneficio de la manifestación de actuar con la verdad (...). Esto nos va a permitir ir avanzando en la idea de que el contribuyente no es un delincuente en potencia, es un ciudadano responsable”, acotó.

López Obrador expuso que éste será un primer paso, porque la idea es avanzar hacia el pago de contribuciones con la actuación responsable de los ciudadanos.

[email protected]