El mercado inmobiliario vive un cambio generacional donde la población más joven comienza a demostrar cada vez más interés en adquirir una vivienda, lo que lo posiciona como el segmento poblacional de mayor potencial en la compra de bienes inmuebles de este tipo.

De acuerdo con un análisis de la plataforma inmobiliaria La Haus, durante el 2020 y el 2021 la adquisición inmobiliaria fue liderada en un 40% por personas de 26 a 30 años de edad, las cuales se vieron atraídas al mercado por la digitalización de procesos de búsqueda y compra, la baja en las tasas de interés, nuevas modalidades de financiamiento y, además, una reciente tendencia de las constructoras por abrir la oferta a periodos de preventas.

Según esta plataforma, durante el 2021 los millennials (nacidos a mediados de los 80 hasta el año 2000) y los centennials (nacidos del 2000 en adelante) registraron un aumento de compra bajo su formato La Haus Exclusives, por la cual se puede adquirir un departamento en preventa, a un precio más bajo y con facilidades de pago.

“Un 40% de los compradores de un primer hogar corresponde a hombres y mujeres de entre 26 y 30 años; el 20% a edades de entre 20 y 25 años; otro 20% a personas de entre los 31 y 35 años; y el 20% restante a mexicanos de entre los 41 y 50 años”, destacó La Haus.

Para la plataforma Wiggot, si bien antes se podía pensar que era complicado para la generación joven sentirse atraída por la oferta inmobiliaria, ahora las personas de este segmento se ven como clientes potenciales.

“Antes se pensaba que era difícil poder atraer a esta generación por sus ideales de viajar y no formar una familia, sin embargo, ahora se pueden convertir en clientes potenciales. Esas parejas buscan un nuevo comienzo, ya sea de forma independiente, con roomies o con pareja, por lo tanto, están en busca de departamentos en renta o venta”, destacó Wiggot.

AMENIDADES

Para Wiggot, los aspectos que más les interesan a las personas jóvenes son las amenidades que se pueden encontrar en los inmuebles, tales como:

⦁    Estacionamientos.

⦁    Seguridad.

⦁    Gimnasios.

⦁    Jardín.

⦁     Terraza.

⦁     Balcón.

⦁     Salón de fiestas.

“Tras la pandemia por COVID-19 este tipo de acondicionamientos fueron necesarios para las personas ya que podían salir y disfrutar de las vistas acompañados de un café o un libro.

Según Wiggot, en México existe un tipo de desarrollo inmobiliario llamado Resort Living, el cual es un modelo que se basa en zonas residenciales con el confort, amenidades y seguridad para sus habitantes. “Una opción para las parejas con trabajo y en busca de comodidades exclusivas”.

Disciplina financiera

Para La Haus, si una persona joven desea adquirir una vivienda, es recomendable cumplir con tres requisitos básicos para la adquisición de su propio inmueble:

  1. Conocer capacidad de endeudamiento. Según La Haus, antes de tramitar un crédito hipotecario, es necesario que la persona conozca qué tan viable es que le aprueben el préstamo. “Para ello pregúntate cuáles son tus deudas y tus ingresos individuales o familiares y al resultado debes restar el monto de gastos fijos. El resultado se multiplica por .40, así conocerás el monto que puedes destinar a deuda”.
  2. Calcula capacidad de gasto inicial: De acuerdo con la plataforma, toda decisión de compra necesita basarse en la capacidad de endeudamiento del individuo, de tal forma que la vivienda deba de adaptarse a su bolsillo, por lo que se sugiere utilizar simuladores de pago para conocer el enganche, gastos iniciales, además de que se debe de tomar en cuenta el valor de la propiedad, plazo de pago y cantidad acumulada en ahorros.
  3. Encontrar forma de financiamiento adecuada: Para La Haus, es importante conocer la oferta de productos hipotecarios que existe en el país y comparar entre ellas para saber cuál es la ideal para la adquisición de un inmueble. “Considera que según el plazo de pagos y tu capacidad de endeudamiento puede variar el monto de financiación. Por lo general, las entidades pueden prestarte hasta 90% del valor del inmueble, y puedes optar por solicitar un crédito hipotecario”. 

econohabitat@eleconomista.mx