Madrid.- El entrenador de la selección argentina Diego Maradona, al ser consultado en noviembre sobre a qué futbolista español le gustaría tener para su escuadra, respondió de inmediato: "Xavi".

"Cada vez que lo veo jugar me siento satisfecho", señaló el campeón mundial en 1986 con Argentina.

Xavi, de 30 años y quien se desempeña como creador de juego del Barcelona, es conocido como el "maestro arquitecto" en su país y establecía un estándar para mediocampistas creativos incluso antes de llevar a España a conseguir el título en la Eurocopa 2008.

No muchos jugadores actuales pueden igualar su serenidad con el balón o su capacidad de distribución y su trayectoria sin precedentes con el Barcelona, con quien obtuvo seis trofeos en 2009, un récord impensado sin Xavi moviendo los hilos de su equipo.

Fue su notable pase el que dejó libre a Fernando Torres para anotar el gol definitorio en la final de la Eurocopa contra Alemania y su preciso centro con el que Lionel Messi marcó de cabeza en el segundo gol del Barcelona en la final de la Liga de Campeones en 2009.

"El exitoso estilo de juego de España y el Barcelona tienen mucho en común, pero lo más importante es la excelencia con que ambas escuadras construyen sus ataques", publicó en enero la revista deportiva española Don Balón.

"Y es ahí donde Xavi deslumbra. El futbol es un juego de equipo, pero la orquesta suena bastante mejor cuando un talentoso conductor toma la batuta", destacó.

Nacido en el pueblo de Terrassa, cerca de la capital catalana, Xavi llegó a las divisiones juveniles del Barcelona cuando tenía 11 años y pasó a formar parte del primer equipo en la temporada 1999-2000 tras la lesión de Pep Guardiola.

Xavi tiene cinco títulos de liga en España y ganó dos ediciones de la Liga de Campeones, todo con el Barca.

Fue votado como el mejor jugador de la Eurocopa en 2008 y quedó tercero en la votación al mejor jugador del mundo de la FIFA el año pasado, detrás de su compañero de equipo Lionel Messi y del astro portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo.

"Toques rápidos, capacidad para desmarcarse, paredes, profundidad, ritmo, toque y descarga, y abrir el campo" es como Xavi describe su estilo de juego.

BVC