Sochi.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, inaugurará la noche de este viernes los XXII Juegos Olímpicos de Invierno, en la ciudad de Sochi, un balneario localizado en el Cáucaso Norte, a orillas del mar Negro.

La cita de Sochi arranca exactamente 90 años después de que lo hiciera la primera edición de los Juegos de Invierno, que se celebró en la localidad francesa de Chamonix en 1924.

La ceremonia de apertura, cuyos detalles se mantienen en riguroso secreto, comenzará a una hora simbólica, las 20:14 hora de Moscú (16:14 GMT) y culminará con el encendido del Pebetero Olímpico, reportó la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

Nacida en la antigua ciudad griega de Olimpia, la llama llega a Sochi tras realizar el recorrido de 123 días, el más largo de la historia y que ha tenido escalas en lugares tan insólitos como el fondo del lago Baikal, la cima del monte Elbrus, el Polo Norte o el espacio exterior.

Según la tradición, la ceremonia inaugural incluirá el llamado desfile de las naciones, con participación de todos los equipos nacionales.

Los Juegos de Sochi cuentan con un número récord de países participantes, 88, entre ellos debutantes de las olimpiadas blancas, como Dominica, Malta, Paraguay, Timor Oriental, Togo, Tonga o Zimbabue.

Entre los invitados de la gran gala figuran numerosos mandatarios y personalidades oficiales. Según adelantó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, hasta 60 jefes de Estado y de Gobierno prevén acudir a los Juegos de Sochi, y 44 de ellos asistirán a la inauguración.

Un número récord de dignatarios mundiales acudirán a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Sochi, la primera vez que se realizan en Rusia, y significarán el triple de la cantidad que asistió a los de Vancouver 2010, dijo Dmitry Chernyshenko, presidente del comité organizador.

El presidente chino Xi Jinping y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, se encuentran entre los asistentes.

Los Juegos de Invierno llegan en medio de las críticas de Occidente hacia el historial de Rusia en materia de derechos humanos y en particular a una nueva legislación que estigmatiza a la comunidad gay y prohíbe proporcionar información sobre la homosexualidad a los niños.

Google dedicó su doodle a la gesta deportiva, con una imagen que alude a los colores de la bandera gay, en medio de la polémica que se vive en dicho país en torno a la ley que prohíbe propaganda homosexual, que fue aprobada el 11 de julio de 2013.

Decenas de miles de policías y militares han sido desplegados para proteger los Juegos Olímpicos de Invierno, que se enfrentan a la amenaza de ataques terroristas de los insurgentes islámicos de la región del Cáucaso Norte.

Los Juegos de Invierno de Sochi se desarrollarán hasta el 23 de febrero y repartirán entre más de 2,500 atletas un total de 89 sets de medallas olímpicas en 15 disciplinas de siete deportes.

mfh