De Willie Johnston habría que recordar sus gambetas y sus dribles. En los años 70, el futbol británico se caracterizaba por ser una calca, centros y centros. No había más. Pero Willie revolucionó todo aquello que era futbol en la isla británica.

Habría que recordarlo porque este escocés es uno de los atacantes más famosos de aquel país de todos los tiempos. Habría que hacer memoria cuando hablamos de él por sus dos goles, con los cuales el Rangers derrotó al Dynamo de Moscú 3-2 en la final de la Copa de Europa.

Habría que recordar tantas cosas de él, pero nada es suficiente. Nada borra que el escocés fue el primer futbolista famoso que dio positivo a un control antidopaje en un Mundial.

Antes lo había sido un desconocido, Jean Joseph de Haití, en Alemania 1974.

Aquella imagen en Londres tras el regreso de la Copa del Mundo de Argentina en 1978 es demoledora. Willie rodeado por cuatro policías. Fue catalogado por el mundo como un criminal.

Es aquí cuando todos aquellos que creen en el destino lo ponen a Willie como ejemplo. Tras la derrota 3-1 ante Perú. La FIFA sorteó quién debía ir al examen antidoping. El elegido era Archie Gemmill, pero una deshidratación le impidió dar la muestra de orina. Y ahí entró Willie.

Luego llegó la noticia. Fencamfamina fue la sustancia encontrada. Es un estimulante poco potente del sistema nervioso central y en ocasiones es utilizado como tratamiento de la fatiga física o psíquica.

Johnston es considerado uno de los 16 mejores jugadores en la historia del equipo inglés West Bromwich por su extraordinaria calidad. Incluso pagó la cifra récord en aquel momento de 138,000 libras esterlinas por su futbol.

Tras conocerse el dopaje, fue expulsado de la Selección y tras 22 juegos con la Selección Escocesa, jamás volvió a ser conovcado. Se fue exiliado a Canadá donde jugó un año. Su carrera fue en declive.

Pese a que intentó lavar su imagen asegurando que había tomando un medicamento sin ver sus sustancias y que se trató un trato de ignorancia, nadie lo perdonó. Todos sabían que la trampa estaba hecha.

Habría que recordarlo por tantas cosas pero no, Willie Johnston es el primer jugador que dio positivo de los mundiales.