En un evento para presentar el balón oficial de la Liga MX, Óscar ?Pérez pasó más de 30 minutos atendiendo preguntas de los medios. En una improvisada sala de conferencias, el Conejo ? primero respondió a la red de micrófonos y cámaras que se apostaron frente a él; después, atendió peticiones individuales. No hubo agente o personal que le indicara tiempos, estaba ahí por decisión propia.

Sí siento nostalgia, pero es parte de la vida y de los procesos. Ya es el momento (de retirarse) y trataré de disfrutarlo al máximo , se confiesa Óscar Pérez, el portero campeón del futbol mexicano.

En entrevista para El Economista, el Conejo habla sobre su último año como futbolista, la evolución del torneo mexicano y la regla 10/8, que en su opinión afectará el desarrollo de jugadores al mediano plazo. Óscar, el futbolista más longevo de la Liga MX (43 años y cinco meses), dejará el balompié al término de la temporada 2016-2017, cuando llegue a los 24 años de vida profesional. Aquí las sensaciones del Conejo.

¿Cómo te sientes en este último año como futbolista profesional?

Haciendo lo que más me gusta, que es jugar al futbol, disfrutando de haber sido campeón y de jugar este torneo. Quiero terminar este año, que es el último, de la mejor manera y pensar en un bicampeonato.

No me quito la ilusión de presentarme en los estadios siendo campeón, con la misma personalidad, deseos y ganas.

En estos 23 años que tienes en el futbol, ¿cómo has visto su evolución, qué ha cambiado?

Creo que ha cambiado muchísimo, ahora es mucho más dinámico, el desgaste físico es mucho mayor, en todo. Balones, zapatos, todo ha cambiado muchísimo. El balón es mucho más rápido, las canchas más espectaculares, y creo que ha sido para bien.

Se ha hecho mucho más organizado. Antes, recuerdo que todos salían corriendo a tomarse la foto; hoy llevas una línea, donde van los dos equipos, se forman, creo que sí ha beneficiado y ha sido bueno.

Con la experiencia que tienes ?en el balompié, ¿cómo ejerces la jerarquía y liderazgo que te has ganado a lo largo de los años?

Trato de ser un tipo honesto, un buen ejemplo, en todos los aspectos, tanto en lo personal como en lo profesional, y eso me ha ayudado a ganarme ese aprecio de los chavos, de la gente. Cuando tengo algún consejo, no dudo en decírselo; obviamente, hay quienes aceptan y quienes no, pero yo trato de hacerlo y depende de cada persona.

En algunos casos, existe disgusto de futbolistas para expresar sus ideas ante los medios. Tú pareces ?muy cómodo con esa situación. ¿Por qué?

Es parte del show, de lo que uno hace y estoy acostumbrado, no pasa nada. Estoy contento de que me sigan tomando en cuenta, porque el día de mañana, cuando me retire, que ya no aparezca por ahí, nadie se me va a acercar; entonces, hay que disfrutar el momento. Obviamente, se siente una nostalgia, pero es parte del proceso para el retiro.

¿Cómo ves el futuro del futbol mexicano, ahora con la regla 10/8, y cómo afectará a los jóvenes?

Es triste y lamentable que hayan hecho esa regla. Yo creo que sí va a frenar a la gente de abajo (los jóvenes), tal vez no de inmediato, porque existe material humano para jugar un par de años, quizá tres años, pero después, se puede complicar. Ojala pueden rectificar y cambiar esa situación y que sean menos (jugadores extranjeros).

¿A qué atribuyes la falta de ?confianza en los jóvenes?

No hay tolerancia. Los jóvenes pueden pasar situaciones complicas y deben ir aprendiendo. (Los clubes) suelen traer gente de fuera, que también son jóvenes, pero parece que les tienen más paciencia.