En septiembre del año pasado, sólo tres futbolistas en el mundo superaban el valor de los 100 millones de euros, nueve meses después ya son 13. Al finalizar el Mundial de Rusia, el mercado de fichajes se alista para iniciar su etapa más activa y no debe extrañar que una vez más las cifras sea astronómicas.

El jugador más caro ahora es Neymar, el futbolista más criticado en la pasada Copa del Mundo, por ser “piscinero” y exagerar o fingir faltas inexistentes. El brasileño del PSG encabeza la lista con 180 millones de euros, mismo precio que el argentino Lionel Messi. Cristiano Ronaldo ni siquiera está entre los 10 más valorados del planeta. Ambos fracasaron en su intento de conquistar el torneo de futbol más importante del mundo.

•••

Esteve Calzada, CEO de Prime Time Sport, una empresa que negocia la carta de los futbolistas, se le preguntó:

¿Hacia dónde va el mercado mundial de fichajes?

“Hay una inflación en el mercado muy importante y están creciendo de manera espectacular los costos y sus salarios, esto viene determinado porque ha habido incrementos en los ingresos de televisión de diversas ligas en Europa y eso provoca que los clubes tengan dinero y que se den fichajes y cifras impensables hace algunos años.

“Hay equipos como el PSG que se han permitido gastar 222 millones de euros en Neymar, a la espera de ver si se ha vulnerado el Financial Fair Play. Este fichaje ha provocado un efecto en cadena donde el Barcelona ha realizado fichajes que no hubiera hecho como Ousmane Dembélé y Philippe Coutinho con las cifras en que los ha hecho.

El fichaje de Neymar fue determinante para cambiar el mercado y por eso vemos futbolistas que valían menos y hoy se paga por ellos el doble o hasta cuatro veces más de en lo que se cotizaban.

•••

En septiembre pasado, Transfermarkt enlistaba entre los 13 jugadores más cotizados a Luis Suárez, Robert Lewandowski, Gareth Bale, Gonzalo Higuaín, Paul Pogba, Tony Kroos, Aubameyang, Karim Benzema... ahora ninguno de ellos está entre los 13 más valiosos del mundo.

En cambio, algunos más aumentaron el valor de su carta en menos de un año de una manera sustancial. Por ejemplo, Harry Kane, goleador del Mundial de Rusia y seleccionado inglés, pasó de 60 a 150 millones de euros. Lukaku, delantero de Bélgica y el Manchester United, ahora se cotiza en 100 millones de euros y el otoño pasado su precio era de 60.

•••

¿Cómo visualizas la relación de futbolista y club en términos laborales y económicos?, le cuestionamos al especialista en negocios deportivos Francisco San José:

“Hay que reconocer que los futbolistas o los deportistas se convierten cada día más en modelos o íconos de la sociedad.

Hoy la aparición de las redes sociales me permite seguir casi al momento lo que está haciendo mi jugador favorito y eso potencializa la posibilidad de que las empresas y los equipos se vean seducidos por el poder de convocatoria o mediático de algunos de ellos.

“Antes tenías que recurrir al noticiero para saber qué había hecho tu club o equipo, hoy no necesitas ni ver la tele para estar enterado y de eso se han dado cuenta los anunciantes que en algunos casos lo han monetizado, es una tendencia que se seguirá presentando.

“Si tú sabes que tu ídolo, que este modelo o ícono te está haciendo caso y te sigue, crece y magnifica esta relación, es un punto que seguirá desarrollándose”.

•••

En el club de los 100 millones de euros, dos de los tres jugadores con mayor cotización son del PSG francés: Neymar y Mbappé. Pero, justamente, en la Premier League hay más representantes con seis, seguido de La Liga con tres y la Serie A italiana con dos.

Además, dentro de los primeros cinco lugares está Mohamed Salah, quien desde hace tiempo es el africano más valorado.

Hace casi un año los 10 jugadores más cotizados del planeta sumaban 875 millones de euros en su conjunto y para julio del 2018, el top 10 la cifra es 1,430 millones de euros.

 

[email protected]