El marfileño Yaya Touré, campeón de Inglaterra con el Manchester City, revalidó el título de mejor futbolista africano del año que había conseguido en 2011 al imponerse en la votación final a su compatriota Didier Drogba y al camerunés Alexander Song.

Touré, de 29 años, fue premiado durante una ceremonia de gala celebrada en Accra. En segundo lugar quedó Drogba, que ganó la Liga de Campeones con el Chelsea y que ahora juega en la liga china.

El tercer lugar del podio lo completó Song, que dejó este verano el Arsenal para fichar por el Barcelona.

EISS