La NBA se apoyará en la tecnología para mejorar la seguridad de su burbuja en el complejo de Walt Disney de Orlando, Florida donde retomará su campaña 2019-20 a partir del 31 de julio.

Así, seguirá los pasos de la liga alemana de basquetbol al brindar la opción de utilizar un “anillo inteligente” a los jugadores, diseñado para detectar los síntomas de Covid-19 mediante el monitoreo de la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal de un individuo.

Según un estudio realizado por el Rockefeller Neuroscience Institute de la Universidad de West Virginia, el dispositivo puede pronosticar la aparición de los síntomas de Covid-19 tres días después y con una precisión cercana al 90%. Diseñado por la empresa de tecnología portátil finlandesa Oura, el anillo es capaz de compartir datos con dispositivos móviles a través de Bluetooth y puede funcionar hasta siete días antes de que necesite recargarse.

El 6 de junio la Basketball Bundesliga de Alemania regresó a la actividad y aisló en un hotel a todas las personas que involucraba el torneo y comenzaron a usar un sensor, empleados para medidas de rendimiento, que envía notificaciones automáticas a cualquier persona que esté sentada o de pie muy cerca, primero con una luz roja intermitente, luego con un sonido de alarma para contactos prolongados.

La NBA ha compartido un memorando de 113 páginas con los equipos participantes que detallan estrictas medidas de salud y seguridad antes de su regreso a puertas cerradas en el Walt Disney World Resort. Los protocolos de cuarentena y prueba se han establecido en un libro de reglas titulado “La vida dentro de la burbuja”, que incluye medidas estrictas de distanciamiento social entre jugadores y personal.

Según ESPN, el personal del equipo de la NBA no tendrá acceso a los datos de salud individuales de un jugador a menos que la tecnología detecte un “puntaje de probabilidad de enfermedad”. El sindicato de jugadores de la NBA aún no ha aprobado el uso de la tecnología en los basquetbolistas, agregó la cadena.

Los jugadores también deberán usar una “Disney MagicBand” en todo momento, excepto durante las sesiones de práctica y los juegos. Además de ayudar a la NBA con el rastreo de contactos, la pulsera servirá como llave de la habitación del hotel y permitirá a los jugadores registrarse en los puntos de control de seguridad y las pruebas de detección de coronavirus.

También se requerirá que todo el personal del equipo y la liga use un dispositivo pequeño que active una alerta de audio cuando dos personas se encuentren a menos de seis pies de distancia (1.83 metros) por un periodo de más de cinco segundos. Otras medidas buscarán garantizar que los jugadores puedan socializar sin pasar demasiado tiempo cerca unos de otros.

[email protected]